USTED ESTÁ:

BIENESTAR

COMPARTIR

LAS UÑAS DÉBILES NO SOLO SON CUESTIÓN DE FALTA DE VITAMINAS

29 abril 2015

Muchas personas, tanto hombres como mujeres, tienen debilidad de las uñas de las manos de modo que estas tienden a quebrarse con facilidad a medida que crecen. Aunque a menudo se piensa que la fragilidad de las uñas se debe a la falta de ciertas vitaminas (A, B, C, D o E) y minerales (hierro, calcio), la verdad es que esto es una causa poco frecuente del problema si las personas consumen una dieta variada y balanceada, rica en frutas y vegetales frescos.

La causa más común de debilidad de las uñas es el proceso natural de envejecer, porque con el paso de los años disminuye la producción de queratina (sustancia que forma las uñas y el pelo) en la base de las uñas (lecho ungueal) donde estas van formándose y creciendo.

Tales cambios ocurren de manera lenta y progresiva, de modo que en la mayoría de las personas la fragilidad de las uñas de las manos debida al envejecimiento comienza alrededor de los 50-55 años y se hace evidente a partir de los 60 años.

En personas menores de 50 años las principales causas de debilidad de las uñas comprenden:

- La herencia, pues el grosor y la dureza de las uñas están determinados por los genes.

- Las enfermedades de la glándula tiroides (hipo o hipertiroidismo).

- Enfermedades como el liquen plano (un trastorno inflamatorio de causa desconocida), la psoriasis (enfermedad hereditaria que induce un mayor recambio de las células cutáneas), la anemia por deficiencia de hierro y la insuficiencia renal.

- Las infecciones por hongos (onicomicosis).

- El uso frecuente y por tiempo prolongado de uñas postizas.

- La onicofagia (es decir el hábito de comerse las uñas o raspar la cutícula con los dientes).

- La exposición frecuente de las manos (sin protección) al agua, a jabones y a ciertas sustancias químicas como disolventes, ácidos o álcalis fuertes.

- El uso excesivo de agentes removedores o quitaesmaltes.

- La falta de hidratación del lecho ungueal. Cuando las células que forman las uñas no están bien hidratadas, producen menos cantidades de que

ratina y las uñas crecen débiles.

¿Qué se puede hacer?


Si bien las uñas frágiles pueden parecer una molestia esencialmente estética, es importante consultar al médico o al especialista en dermatología para establecer la causa del problema y el tratamiento más adecuado. Además, algunas sencillas medidas ayudan a que las uñas recuperen su dureza, tales como:

- Mantenerlas cortas y bien limadas durante algunos meses, utilizando una lima suave.

- Utilizar guantes al lavar la loza y realizar otros oficios en el hogar, para evitar el contacto prolongado de las manos con el agua y el jabón. Al respecto, es importante que los guantes estén completamente secos por dentro (sin agua o sudor).

- Evitar cubrirse las manos con guantes de lana o de otros materiales que aumenten la sudoración y no permitan la evaporación del sudor.

- Proteger las uñas con esmaltes endurecedores especialmente formulados, que sean hipoalergénicos y no contengan formaldehido (porque este debilita las uñas).

- Mantener humectada la base de las uñas, mediante la aplicación de cremas para manos ricas en hidratantes y emolientes naturales (como el aceite de avellana, por ejemplo).

- Aunque pueden pintarse las uñas, porque el esmalte ayuda a protegerlas, el uso de quitaesmaltes es perjudicial porque estos productos contienen formaldehido y otras sustancias que acentúan la fragilidad de las uñas.

- Tomar suplementos de biotina por varios meses seguidos.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

SÍNDROME DEL OJO SECO

VER MÁS

¿QUÉ ACTIVIDAD FÍSICA DEBES REALIZAR SEGÚN TU EDAD?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesMuchas personas, tanto hombres como mujeres, tienen debilidad de las uñas de las manos de modo que estas tienden a quebrarse con facilidad a medida que crecen. Aunque a menudo se piensa que la fragilidad de las uñas se debe a la falta de ciertas vitaminas (A, B, C, D o E) y minerales […]

Calificacion.
 
Summary