USTED ESTÁ:

TENDENCIA

COMPARTIR

UN DÍA PARA CELEBRAR MUCHOS PARA DISFRUTAR

31 octubre 2013

Para los chicos no hay celebración de Halloween sin dulces por montones y, por supuesto, comenzar a comerlos a medida que se los obsequian o sentarse a disfrutarlos de una vez es, para ellos, una tentación irresistible.

Sin embargo, los dulces, y más en exceso, no son saludables para los niños, entre otras cosas porque comer grandes cantidades de estos en poco tiempo, ocasiona un brusco aumento de los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre, que se manifiestan por hiperactividad, irritabilidad, insomnio, dolor de cabeza, distensión y dolor en el abdomen.

Como la idea no es suprimir los dulces de esta celebración, hay varias cosas que los padres pueden hacer para evitar que sus hijos se atiborren de dulces y después tengan malestares por comer demasiados.

Aunque pueda parecer obvio, es importante explicarles por qué no es sano que coman muchos dulces en este día; ello no sólo permite que los niños propongan alternativas para disfrutar de los dulces con moderación y participen activamente del cuidado de su salud, sino que fomenta en ellos la responsabilidad y el autocontrol.

Vale la pena aprovechar esta charla para incentivarlos a que sólo coman unos pocos dulces y reserven la mayor parte para después, ya sea en la nevera (si son perecederos) o guardando los dulces no perecederos en paquetes para comérselos durante las siguientes semanas o en fechas especiales; así, en lugar de comerse todos los dulces de una vez, pueden disfrutar de ellos con moderación y por varios días.

Otra opción es sugerirles a los chicos guardar algunos dulces (como los chocolates) para preparar galletas, muffins o brownies, durante las siguientes semanas.

Acompañarlos a pedir dulces no sólo es divertido y mucho más seguro, sino que permite a los padres evitar que los chicos se coman los dulces por el camino.

Antes de salir a pedir dulces, es conveniente que los niños coman o tomen una merienda, para que estén llenos y no empiecen a picar de los dulces que reciben. Por ejemplo, un sánduche con pan integral, jamón, queso, tomate y lechuga, trozos de queso con pedazos de frutas, palitos de zanahoria o un tazón de cereales integrales con leche y frutas, son buenas opciones, deliciosas, sanas y fáciles de preparar.

Además, en casa se pueden preparar dulces o pasabocas más saludables, es decir sin azúcar refinada o con pocas cantidades de esta, por ejemplo, trozos de frutas endulzados con miel, galletas integrales con nueces, uvas pasas o coco, palitos de queso, pastelitos de cereales, copas con bolas de helado “light” (bajo en grasas y azúcar), etcétera.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

CINCO VENTAJAS DE TENER UNA CASA DOMÓTICA

VER MÁS

TECNOLOGÍAS DE LA SALUD

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesPara los chicos no hay celebración de Halloween sin dulces por montones y, por supuesto, comenzar a comerlos a medida que se los obsequian o sentarse a disfrutarlos de una vez es, para ellos, una tentación irresistible. Sin embargo, los dulces, y más en exceso, no son saludables para los niños, entre otras cosas […]

Calificacion.
 
Summary