USTED ESTÁ:

BIENESTAR

COMPARTIR

A MEJORAR TU MEMORIA CON ESTOS SENCILLOS TRUCOS

7 enero 2016

La memoria es la capacidad mental para almacenar y recuperar información o experiencias vividas, mediante complejos procesos asociativos inconscientes que ocurren en ciertas partes específicas del cerebro (centros de la memoria) al establecerse conexiones entre las células cerebrales (neuronas) que las conforman.

Memorizar información es un proceso dinámico que cambia con el paso de los años y varía entre los individuos. Además, la memoria y otras capacidades cognitivas empiezan a disminuir; ello ocurre, por lo general, a partir de los 45 años y se acentúa después de los 60 años, en todas las personas.

Sin embargo, una de las maravillas del cerebro es su plasticidad, entendida como la capacidad de adaptarse a los cambios en su medio externo e interno y hacer más eficientes diferentes funciones mentales gracias a la reorganización de las conexiones entre las neuronas y a la formación continua de nuevas conexiones entre estas células. La plasticidad cerebral permite, mejorar la memoria a cualquier edad.

En consecuencia, para tener una buena memoria no solo es importante ejercitarla durante toda la vida, sino empezar a hacerlo desde edades tempranas. El hábito de la lectura es un gran estimulante de la memoria; está demostrado científicamente que las personas acostumbradas desde la infancia a leer textos que estimulan la imaginación y la asociación de datos (como cuentos y libros), tienen no sólo una mejor memoria sino una mayor capacidad de comprensión del lenguaje y de manejo de la información.

Así mismo, es importante mantener activa la memoria durante toda la vida, aprendiendo nuevas cosas con frecuencia, mediante cursos, clases de cualquier tipo o programas de actualización de conocimientos, por ejemplo.

Además, algunos trucos y actividades que ayudan a mejorar la memoria son:

Establecer asociaciones abstractas: es más fácil almacenar nueva información si se relacionan los datos con conceptos ya conocidos o estableciendo asociaciones ilógicas.

Fraccionar la información: por ejemplo, si la idea es recordar un número largo o un listado de palabras es más fácil fraccionarlo en pequeños segmentos, de dos o tres elementos.

Crear historias: un buen ejercicio para la memora consiste en tratar de memorizar listas de palabras construyendo mentalmente una historia con ellas (entre más disparatada mejor porque el cerebro almacena más eficientemente la singularidad que lo cotidiano).

Así mismo, actividades como inventarse cuentos para los niños o los amigos o contarles una película o el episodio de una serie de televisión, hacen trabajar a la memoria al recordar datos para enriquecer la historia. Hacer pasatiempos, como crucigramas, jeroglíficos, sudokus o sopas de letras.

Dedicar algunos momentos del día a las manualidades (pintar, tejer, tocar un instrumento musical, reparar cosas en el hogar, construir modelos, etc); aunque esto no tiene relación aparente con la memoria el hecho de dedicarse a la creatividad y a la coordinación manual estimula al cerebro y contribuye a mantener activas todas las funciones mentales complejas, incluyendo a la memoria.

Escribir aquello que se quiere recordar (como las citas y los compromisos o los números de las cuentas bancarias) o simplemente hacer el ejercicio de anotar listas de cosas, copiarlas varias veces y leerlas en voz alta.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

SÍNDROME DEL OJO SECO

VER MÁS

¿QUÉ ACTIVIDAD FÍSICA DEBES REALIZAR SEGÚN TU EDAD?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesLa memoria es la capacidad mental para almacenar y recuperar información o experiencias vividas, mediante complejos procesos asociativos inconscientes que ocurren en ciertas partes específicas del cerebro (centros de la memoria) al establecerse conexiones entre las células cerebrales (neuronas) que las conforman. Memorizar información es un proceso dinámico que cambia con el paso de […]

Calificacion.
 
Summary