USTED ESTÁ:

NUTRICIóN

TIPOS DE LECHE, HAY UNO PARA CADA QUIEN

COMPARTIR

TIPOS DE LECHE, HAY UNO PARA CADA QUIEN

26 mayo 2014

Hasta hace algunos años la única leche disponible en los supermercados era la leche de vaca pasteurizada, pero desde hace algún tiempo, las opciones son cada vez más variadas y no sólo incluyen ciertos tipos de leche de vaca (entera, deslactosada, descremada, enriquecida, etcétera) y de otros animales, por ejemplo de cabra, de oveja y de búfala, sino aquellas de origen vegetal, como la de soya, la de arroz o la de almendras, por mencionar solo algunas.

Cada una de estas leches presenta propiedades nutricionales particulares, a la vez que algunas (como las leches vegetales y la leche deslactosada) son mejor toleradas que la leche de vaca entera, en tanto que otras aportan mayores cantidades de ciertos nutrientes o incluyen algunos que no están presentes en la leche de vaca. A continuación resaltaremos las más usadas y mencionaremos algunas de sus características principales:

Leches vegetales: las personas vegetarianas sólo consumen este tipo de leches; éstas son de más fácil digestión que la leche de vaca, porque no contienen lactosa, no ocasionan alergias y como en lugar de colesterol tienen grasas vegetales (ácidos grasos como el linoleico y el oleico) son muy saludables y ayudan a evitar las enfermedades del corazón y las arterias.

En general, estas leches carecen de azúcares y por lo tanto son ideales para las personas con diabetes o prediabetes. No obstante, algunas de las que vienen ya preparadas tienen azúcar y otras son endulzadas con estevia.

Aunque el contenido de minerales y proteínas es similar al de las leches de animales, varias tienen comparativamente menos calcio, sodio, fósforo, y vitaminas D y B12. Igualmente, las leches vegetales se pueden preparar en casa, sin aditivos, azúcares ni conservantes.

Características de algunas leches vegetales:

Leche de soya:

- Disminuye el colesterol

- Contiene compuestos (isoflavonas) que ayudan a evitar la osteoporosis

- Alto contenido de calcio y potasio

- Aporta ácidos grasos saludables (omega 3 y 6)

Leche de almendras:

- Contiene aminoácidos esenciales para los niños en crecimiento, como L-arginina

- Alto contenido de proteínas y fibra vegetal

- Mejora la digestión

- Contiene hierro y vitamina E (antioxidante)

- Por su alto contenido de calcio e isoflavonas fortalece los huesos y evita la osteoporosis

Leche de avena:

- Por su alto contenido de fibra mejora la digestión

- Aporta grandes cantidades de compuestos energéticos (carbohidratos y ácidos grasos)

Leche de avellana:

- Rica en grasas saludables (ácidos grasos esenciales)

- Contiene muy poco sodio, por lo que resulta apropiada para las personas hipertensas

Leche de quinua:

- Alto contenido de proteínas, calcio, hierro, litio, vitamina A y vitamina E

Leche de arroz:

- Por su bajo aporte de calorías (ácidos grasos, azúcares) es la leche vegetal más adecuada para perder peso

La leche entera no es sometida a ninguna modificación, de modo que contiene lactosa, grasas (alrededor de 3,5%), vitaminas (A, D, E y complejo B), minerales (sodio, potasio, calcio y fósforo, principalmente) y proteínas de origen animal. Leche de vaca en sus diferentes presentaciones:

Por su alto contenido de nutrientes ayuda al crecimiento de los niños, pero no se recomienda en los bebés y es preferible que los niños comiencen a tomar leche entera después del año y medio de edad.

La leche deslactosada es ideal para todas las personas que tienen intolerancia a la lactosa (el azúcar de la leche), ya que además de conservar todos los nutrientes de la leche entera, es mucho mejor tolerada que esta.

Las leches semidescremadas o descremadas tienen muchas menos grasas que la leche entera, de modo que son recomendables para las personas que desean perder peso o evitar el sobrepeso. Mientras que la leche semidescremada aporta 50% menos grasas que la entera, la descremada contiene menos de 10% de grasas.

Leche de cabra: tiene menos grasas que la leche de vaca entera (30% menos) y menos lactosa, por lo que es de fácil digestión y la pueden consumir las personas con intolerancia a la lactosa. Además, contiene más vitaminas, minerales y proteínas que la leche de vaca, por lo que es altamente nutritiva, pero no a todo el mundo le gusta su sabor particular.

Leche de búfala: con respecto a la leche de vaca contiene más ácidos grasos insaturados (saludables) y menos colesterol, de modo que aporta más calorías, así como mayores cantidades de vitaminas (sobre todo vitamina A), proteínas y minerales (en especial hierro), pero su contenido de lactosa es similar, de modo que no es conveniente para quienes tienen intolerancia a la lactosa.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

ALIMENTOS PARA AUMENTAR LAS DEFENSAS

VER MÁS

COMIDA Y EMOCIONES: ¿TIENEN ALGUNA RELACIÓN?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesHasta hace algunos años la única leche disponible en los supermercados era la leche de vaca pasteurizada, pero desde hace algún tiempo, las opciones son cada vez más variadas y no sólo incluyen ciertos tipos de leche de vaca (entera, deslactosada, descremada, enriquecida, etcétera) y de otros animales, por ejemplo de cabra, de oveja […]

Calificacion.
 
Summary