USTED ESTÁ:

SALUD

COMPARTIR

RONQUIDOS: MÁS QUE UNA MOLESTIA PUEDEN SER UN GRAN PROBLEMA

6 enero 2016

Prácticamente todas las personas roncan alguna vez durante la vida, ya sea en la infancia, la adolescencia o la adultez, y muchas lo hacen de manera esporádica, sin que ello constituya una molestia o un problema de salud. De hecho, se estima que 30% a 40% de los adultos, así como 10% a 20% de los niños, roncan ocasionalmente.

No obstante, una cosa son los ronquidos esporádicos pero otra muy diferente son los recurrentes, o sea que ocurren varias veces al dormir y la mayoría de las noches, pues, a menudo, no solo resultan un verdadero problema para quien comparte la habitación o la cama con la persona que ronca, sino que pueden deberse a enfermedades de la vía aérea superior (compuesta por las fosas nasales y los dos segmentos de la faringe: rinofaringe y orofaringe) o a trastornos de la respiración.

Los ronquidos son sonidos, más o menos fuertes, producidos en el momento de la inspiración porque el paso del aire hacia los pulmones hace vibrar algunas estructuras blandas ubicadas en la parte posterior de la nariz, la boca y la garganta (rinofaringe y orofaringe), en particular la úvula, el velo del paladar y la base de la lengua.

Lo que pasa es que al dormir disminuye el tono de los músculos que ayudan a sostener tales estructuras y estas se relajan, por lo que pueden vibrar al paso del aíre; sin embargo, en condiciones normales dicha relajación normal es discreta y no ocasiona ronquidos. Para que ocurra el ronquido se requiere que el espacio por donde pasa el aire inspirado sea más estrecho, obstruyendo por tanto el flujo aéreo normal, y ello puede obedecer:

A una excesiva relajación de los músculos de la boca y la faringe, lo cual puede deberse, por ejemplo, al efecto de bebidas alcohólicas (ya que el alcohol tiene un efecto relajante sobre los músculos) o de ciertos medicamentos (como los antihistamínicos y los sedantes).
Al aumento de tamaño de las estructuras de la faringe, como ocurre a menudo en los niños entre los 4 y los 12 años de edad (durante el proceso normal de desarrollo de las amígdalas y las adenoides).
Al desplazamiento hacia dentro de las estructuras que forman la faringe, ya sea por la acumulación de grasa en el cuello (como ocurre en las personas con obesidad) o a la presencia de masas (lipomas, fibromas, abscesos de las amígdalas, tumores del tejido linfoide alrededor de la faringe, etcétera).
A la rigidez progresiva de los tejidos que forman el paladar y la base de la lengua; esta afecta sobre todo a los hombres a partir de los 35 años y a las mujeres mayores de 45 años, pues antes de la menopausia las hormonas femeninas (estrógenos) ayudan a mantener la elasticidad y flexibilidad de dichas estructuras.
A trastornos de la respiración; específicamente a una enfermedad persistente (crónica) denominada apnea del sueño, la cual puede tener consecuencias negativas sobre la salud.
Además, los ronquidos también son una manifestación de enfermedades como los pólipos nasales y otros tumores de la nariz, la hipertrofia de los cornetes, la sinusitis crónica o el hipotiroidismo, o de defectos anatómicos (desviación del tabique nasal).

Los ronquidos pueden obedecer a numerosas condiciones, incluyendo distintas enfermedades (algunas de ellas crónicas y potencialmente graves); por lo tanto, es importante que todas las personas que roncan con alguna frecuencia, con sonidos estruendosos o pausas en la respiración (apnea), acudan al médico para una valoración completa, que permita identificar su causa y así reciban tratamiento, si es necesario.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

¿QUÉ ES EL ADN?

VER MÁS

VASECTOMÍA Y LIGADURA DE TROMPAS: VENTAJAS Y DESVENTAJAS

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesPrácticamente todas las personas roncan alguna vez durante la vida, ya sea en la infancia, la adolescencia o la adultez, y muchas lo hacen de manera esporádica, sin que ello constituya una molestia o un problema de salud. De hecho, se estima que 30% a 40% de los adultos, así como 10% a 20% […]

Calificacion.
 
Summary