USTED ESTÁ:

SALUD

COMPARTIR

¿QUÉ DEBES SABER SOBRE EL LINFEDEMA?

14 marzo 2019

El sistema inmune está compuesto por los ganglios linfáticos, las amígdalas, el timo, el bazo y una red de vasos linfáticos que acompañan la circulación venosa. Entre sus funciones se encuentran: el drenaje del exceso de líquido que se ubica entre las células, la absorción de grasa y la vigilancia inmunológica.

El deterioro en la capacidad de drenar este líquido, conocido como linfa, bien sea por obstrucción o por un desarrollo anómalo de los vasos linfáticos, provoca que las células comiencen a inflamarse. Posteriormente a la respuesta inflamatoria, se provoca una fibrosis (formación de tejido fibroso en un órgano del cuerpo) de los tejidos, lo que lleva al aumento del tamaño de una o varias partes del cuerpo; principalmente las extremidades, en un proceso que se conoce como linfedema.



¿Cuáles son las causas más frecuentes del linfedema?

Esta enfermedad puede ser cóngenita o hacer parte de una enfermedad familiar. Sin embargo, su presentación más frecuente se debe a una causa secundaria como la propagación de un tumor maligno que obstruye un vaso o un ganglio linfático, la presencia de fibrosis después de recibir radioterapia, o como secuela de una intervención quirúrgica en la que se extrajeron ganglios linfáticos, una trombosis o cicatrices de procesos inflamatorios.

Entre los factores de riesgo que se han relacionado con la aparición del linfedema se encuentran la obesidad y la presencia de un trauma o una infección.

Qué signos de alarma hacen sospechar de la presencia de un linfedema

– Hinchazón de todo o parte de una extremidad, que inicia en los dedos.

– Dolor, sensación de pesadez y/o rigidez que lleva a la limitación de los movimientos.

– Aparición de cambios en la piel. Esta puede lucir como la piel de una naranja o presentar endurecimiento y engrosamiento cuando hay fibrosis del tejido.

– Presencia de infecciones recurrentes.

Es importante resaltar que estas manifestaciones también se pueden presentar en enfermedades como la insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca o insuficiencia venosa crónica, en las que es común encontrar edema (acumulación de líquidos en los tejidos).

¿Qué especialista se encarga de su diagnóstico y tratamiento?

El linfedema es una enfermedad relacionada con el sistema circulatorio, por lo que el encargado de su estudio y manejo es el cirujano vascular. No obstante, el plan terapeútico puede requerir de un equipo interdisciplinario, en el que se incluyen el especialista en oncología, cuando su origen se relacione con cáncer; un médico rehabilitador y un fisioterapeuta, quien empleará técnicas para mejorar el drenaje linfático.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

GLAUCOMA, QUÉ ES Y CÓMO TRATARLO

VER MÁS

SÍNDROME DE ASPERGER: ¿CÓMO PUEDO SABER SI MI HIJO LO TIENE?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesEl sistema inmune está compuesto por los ganglios linfáticos, las amígdalas, el timo, el bazo y una red de vasos linfáticos que acompañan la circulación venosa. Entre sus funciones se encuentran: el drenaje del exceso de líquido que se ubica entre las células, la absorción de grasa y la vigilancia inmunológica. El deterioro en […]

Calificacion.
 
Summary