USTED ESTÁ:

TENDENCIA

OBTENER MAYOR BENEFICIO DEL EJERCICIO EN EL GIMNASIO

COMPARTIR

OBTENER MAYOR BENEFICIO DEL EJERCICIO EN EL GIMNASIO

30 mayo 2014

Los gimnasios son una muy buena alternativa para ejercitarse, ya que ofrecen espacios diseñados y dotados para realizar distintas actividades tales como aeróbicos, bicicleta estática, rutinas con pesas y máquinas, estiramientos, Pilates y muchas más.

Ahora bien, para sacar el mayor provecho del gimnasio vale la pena tener en cuenta algunos aspectos.

Seguir una rutina personalizada

Es importante porque el cuerpo de cada persona está habituado a cierto grado de actividad física cotidiana y responde de manera distinta al ejercicio, dependiendo de factores tales como el género, la edad, la alimentación y el estado de salud general, entre otros. Además, la personalización de la rutina permite hacer énfasis en cierto tipo específico de ejercicios y dedicarles más tiempo o hacerlos de manera más intensa, de acuerdo con las metas que cada quien se ha propuesto.

Practicar los cuatro tipos básicos de ejercicios

Toda rutina integral y saludable debe incluir los cuatro tipos principales de ejercicios (tabla).

1. De estiramiento: contribuyen a mantener la elasticidad de los músculos y tendones, a la vez que los preparan para el ejercicio, aumentan la flexibilidad, fortalecen las articulaciones y sos esenciales para evitar lesiones.

2. De tonificación: su objetivo es mejorar la firmeza de los músculos, a la vez que tonifican la piel de todo el cuerpo, mejorando su apariencia (de hecho, ayudan a disimular y evitar la celulitis)

3. Cardiovasculares: estimulan la función del corazón, los pulmones y los vasos sanguíneos, mejoran el acondicionamiento físico y la resistencia del cuerpo al ejercicio. Además, son muy efectivos para quemar calorías, de modo que ayudan a perder peso y a mantenerse delgados.

4. De carga: son aquellos dirigidos a incrementar la fuerza muscular y según su intensidad, también aumentan el tamaño de los músculos.

Esto permite no sólo que el cuerpo pueda adaptarse progresivamente a la exigencia física y se recupere mejor una vez concluido el ejercicio sino que evita algunas lesiones como desgarros musculares, calambres y torceduras.

Realizar los ejercicios en secuencia

Lo aconsejable es hacer primero un poco de calentamiento dinámico, con estiramientos, flexiones de pecho, cuclillas, movimientos laterales (alternando el peso del cuerpo de una pierna a otra), saltos y abdominales por 15 a 20 minutos, continuar luego con los ejercicios aeróbicos, seguir con los ejercicios de carga y finalizar con algunos estiramientos suaves, por 10 a 15 minutos.

Además, al hacer ejercicios de tonificación o de carga, es preferible comenzar por aquellos que involucran músculos grandes (pecho, espalda, muslos) y luego ejercitar los músculos pequeños (bíceps, tríceps, antebrazo, pantorrilla).

Si el objetivo es eliminar unos kilos de más

Los ejercicios aeróbicos queman calorías almacenadas en forma de grasa de una manera más eficiente cuando son realizados a una intensidad moderada, es decir mientras la frecuencia cardiaca se mantenga dentro del límite aeróbico (que se calcula así: 220 - edad x 60% a 85%, donde 60% corresponde al nivel mínimo y 85% al límite superior) y por sesiones de mínimo 20 minutos (lo ideal es entre 30 a 40 minutos).

Así que pasar una hora o más en las máquinas para aeróbicos o hacer estos ejercicios a una intensidad máxima (por encima del límite aeróbico de frecuencia cardiaca), no tiene sentido pues aunque aparentemente se pierde más peso, este peso perdido corresponde al agua corporal eliminada por la sudoración excesiva y se recupera en cuestión de horas.

Concentrarse en el ejercicio

Para que los ejercicios de tonificación o de carga sean más efectivos los músculos deben ser exigidos al máximo, es decir con una alta intensidad (aumentando las repeticiones o el peso) y de manera sostenida a intervalos breves, separados por descansos cortos (de no más de 1 minuto). Descansar demasiado entre una sesión y otra o interrumpir el ejercicio a cada rato para hablar con los amigos, contestar el celular, consultar el correo electrónico o chatear hace que todo el esfuerzo se pierda.

Entrenar con constancia y sin excederse

Acudir al gimnasio una o dos veces a la semana, así se entrene cada vez por 2 o más horas, no ofrece ningún beneficio para la salud ni contribuye a lograr la figura deseada, porque este ejercicio ocasional no induce modificaciones importantes en la cantidad de grasa que el cuerpo acumula (no quema suficientes calorías como para perder peso) o en el volumen o la fuerza de los músculos y tampoco tiene efectos cardiovasculares positivos.

Los expertos recomiendan ejercitarse en el gimnasio por lo menos 4 veces a la semana, por periodos de máximo 2 a 3 horas cada día, pues hacer ejercicio por más tiempo puede ser contraproducente en la mayoría de las personas.

Otros puntos importantes:

- Mantener una buena hidratación al hacer ejercicio y para ello lo mejor es tomar agua pura (no saborizada) o bebidas hidratantes sin azúcar ni endulzantes artificiales.

- Cambiar periódicamente la rutina de ejercicios, al menos cada 4 a 5 meses.

- Alimentarse bien, es decir comer de manera balanceada y suficiente, por supuesto de acuerdo con las metas que cada persona tiene.

- Hacer los ejercicios en máquinas o con peso libre de manera correcta, manteniendo una buena postura y sin excederse con las cargas (pesos), para evitar lesiones.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

CINCO VENTAJAS DE TENER UNA CASA DOMÓTICA

VER MÁS

TECNOLOGÍAS DE LA SALUD

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesLos gimnasios son una muy buena alternativa para ejercitarse, ya que ofrecen espacios diseñados y dotados para realizar distintas actividades tales como aeróbicos, bicicleta estática, rutinas con pesas y máquinas, estiramientos, Pilates y muchas más. Ahora bien, para sacar el mayor provecho del gimnasio vale la pena tener en cuenta algunos aspectos. Seguir una […]

Calificacion.
 
Summary