USTED ESTÁ:

NUTRICIóN

OBESIDAD INFANTIL

COMPARTIR

OBESIDAD INFANTIL

15 agosto 2013

En la actualidad, el sobrepeso y la obesidad no son solo un problema de las personas adultas, pues desde hace algunos años en todo el mundo viene aumentando de manera preocupante el número de niños y adolescentes que tienen exceso de peso.

Según un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) a finales de 2012, los datos mundiales indican que 43 millones de niños, entre los 5 y los 16 años, sufren de obesidad o sobrepeso y la obesidad infantil no solo se presentan en los países industrializados, sino que cada vez es más frecuente en las naciones de ingresos medios y bajos de todos los continentes.

En Colombia, el panorama ya es alarmante porque de acuerdo con la más reciente Encuesta Nacional de Situación Nutricional, en el año 2010 17% de los niños y jóvenes (de 5 a 17 años), es decir 1 de cada 6, eran obesos o tenían sobrepeso, mientras que 3% de los niños de 0 a 4 años presentaban exceso de peso para su edad.

Los términos sobrepeso y obesidad, representan dos grados diferentes de exceso de peso, de acuerdo con criterios médicos internacionales basados en el índice de masa corporal (IMC), el cual se obtiene al dividir el peso por la estatura en metros, al cuadrado (kg/m2), y varía según la edad. Aunque la herencia contribuye en cierta medida a la obesidad infantil, las principales condiciones predisponentes son la falta de actividad física y la alimentación con un excesivo contenido de grasas, harinas, azúcar refinado o alimentos altamente procesados (como papas y otros fritos que vienen en paquetes).

En comparación con generaciones anteriores, actualmente los niños y jóvenes no solo consumen más comidas rápidas (fast food), sino que hacen menos ejercicio y dedican una mayor proporción de su tiempo libre a actividades sedentarias como ver televisión, jugar videojuegos o navegar en la internet.

Durante la infancia y la adolescencia el exceso de peso puede ocasionar:

- Pubertad precoz, porque el tejido adiposo produce mayores cantidades de hormonas sexuales (en particular estrógenos).

- Baja estatura; si bien hasta los 10-12 años los niños con sobrepeso tienden a crecer más rápido, al llegar a la adolescencia las hormonas producidas por el tejido adiposo hacen que las áreas de crecimiento de sus huesos se cierren prematuramente y, en consecuencia, al finalizar la fase de máximo crecimiento, la estatura final será menor que la esperada.

- Deformidades en los huesos de las piernas.

- Dolor en las articulaciones de la rodilla, la cadera y los tobillos.

Menor capacidad respiratoria, de modo que los niños obesos tienen menos resistencia física, se cansan más fácilmente.

Apnea del sueño, es decir que al estar dormidos dejan de respirar por algunos segundos, porque la grasa acumulada en el cuello presiona y obstruye las vías respiratorias. Como los niños no duermen bien, una de las manifestaciones más comunes de esta enfermedad es la somnolencia diurna (suelen quedarse dormidos en clase, por ejemplo).

Baja autoestima y otros problemas psicológicos como depresión.

Una de las consecuencias más preocupante de la obesidad infantil es que cada día más niños y adolescentes comienzan a presentar diabetes tipo 2, hipertensión arterial o dislipidemia (aumento del colesterol y otras grasas en la sangre), enfermedades que hasta hace algunos años eran consideradas exclusivas de los adultos. Esto ocurre porque la grasa acumulada como tejido adiposo produce diversas hormonas que alteran la forma en que el cuerpo procesa, almacena y utiliza los azúcares (como la glucosa) y las grasas para obtener energía.

Además, el exceso de peso adquirido durante la infancia tiende a persistir por toda la vida (entre otras razones porque los hábitos de alimentación, tanto saludables como inadecuados, se establecen y consolidan en la niñez), es decir que los niños obesos tienen una mayor probabilidad de sufrir de obesidad y ciertas enfermedades asociadas al exceso de peso como diabetes tipo 2, dislipidemias hipertensión arterial y trastornos del corazón y los vasos sanguíneos (angina de pecho, infartos cardiacos o trombosis cerebral) cuando sean adultos.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

ALIMENTOS PARA AUMENTAR LAS DEFENSAS

VER MÁS

COMIDA Y EMOCIONES: ¿TIENEN ALGUNA RELACIÓN?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesEn la actualidad, el sobrepeso y la obesidad no son solo un problema de las personas adultas, pues desde hace algunos años en todo el mundo viene aumentando de manera preocupante el número de niños y adolescentes que tienen exceso de peso. Según un informe publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) […]

Calificacion.
 
Summary