USTED ESTÁ:

SALUD

COMPARTIR

NOMOFOBIA: LA VIDA EN UN CELULAR

13 octubre 2016

Te has preguntado por qué hay quienes realmente se desesperan por no tener su celular a la mano. Quizás hay más en su aparato que posibilidades de comunicación.

¿Qué sabemos de la nomofobia?

Su nombre se traduce como temor a no tener el celular a mano. Este no es solo un sentimiento, sino un cuadro completo de ansiedad, pues va desde sensaciones vagas de angustia y sudoración hasta fuertes dolores (cabeza o estómago) y taquicardias, acompañados de pensamientos recurrentes y distractores en la vida social. Se define como uno más de los males de este siglo, aunque los expertos no se ponen de acuerdo si es una fobia independiente o si hace parte de un síndrome más profundo. Sin embargo, consideran que la baja autoestima es un factor clave para su aparición.

¿Cómo puede originarse?

La respuesta concreta aún requiere aclaraciones. Sin embargo, la pista está en los servicios que ofrecen las tecnologías de comunicación actuales:
⦁    Acceso a redes sociales, páginas o aplicaciones que ofrecen las posibilidades de estar en contacto directo (como WhatsApp, servicio de mensajería instantánea).
⦁    Facilidad para compartir ideas o imágenes (Twitter o Instagram).
⦁    Facilidad para formar comunidades virtuales (Facebook).

Aunque son servicios muy útiles, sin la debida orientación, pueden ser empleados para evadir la realidad, bien sea porque se reemplazan los encuentros cara a cara por mensajes y chats, o porque se brinda una percepción de la personalidad y las circunstancias más idealizada que la realidad.
Esta evasión empieza de manera gradual, con fines recreativos. Pero poco a poco esa interacción, ilimitada en tiempo y espacio, en la que se pueden editar las reacciones emocionales y se encuentra seguridad, brinda una gran recompensa emocional que, de manera paulatina, es inigualable para otras actividades del día a día.

¿Cómo se convierte en un problema?
La tecnología no solo comunica, sino que brinda información nueva y facilita el trabajo cerebral, pues memoriza eventos y recomienda páginas o aplicaciones de acuerdo con el uso que se le da.
Esto es improbable fuera de las redes sociales, y más complicado sin un teléfono conectado a estas. Así, el aparato se vuelve indispensable y cuando falla o no está a la mano, la vida se desordena. Hay que volver a la realidad descontrolada, y eso es aterrador.

Presta atención
Si vivir sin el celular te genera una angustia y ansiedad incontrolable, es prudente que consultes a un psicólogo para que este determine si estás padeciendo de este síndrome.

Algunas recomendaciones para evitar la nomofobia
⦁    Trata de pasar periodos cortos sin tu celular.
⦁    Procura poner tu celular en modo no molestar en la noche, así tu sueño no se verá interrumpido; aún así, si se presenta alguna emergencia podrán ubicarte.
⦁    Evita las notificaciones. Así tus actividades no se verán interrumpidas cada vez que tus redes sociales se actualicen.
⦁    No te olvides de las personas que están a tu alrededor. Procura guardar el celular al menos por el periodo de tiempo que estás acompañado.
En el caso que sean tus hijos quienes están presentado síntomas de este síndrome, controla los horarios de conexión y procura que su plan de datos sea limitado Así mismo, puedes controlar el tiempo que el WiFi de la casa esté encendido

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

PLACENTA, UN ÓRGANO FUNDAMENTAL EN EL EMBARAZO

VER MÁS

¿QUÉ ES EL ADN?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesTe has preguntado por qué hay quienes realmente se desesperan por no tener su celular a la mano. Quizás hay más en su aparato que posibilidades de comunicación. ¿Qué sabemos de la nomofobia? Su nombre se traduce como temor a no tener el celular a mano. Este no es solo un sentimiento, sino un […]

Calificacion.
 
Summary