USTED ESTÁ:

TENDENCIA

COMPARTIR

NATURALEZA Y SALUD, VIVIR EN EL ÁREA RURAL

10 octubre 2016

Es muy probable que si tratáramos de definir cómo es la vida en las ciudades lo primero que se nos puede venir a la mente son los edificios, los automóviles, los trancones, la contaminación y el estrés.
Impacto del automóvil en la ciudad
Según la OICA, (cifras 2014), (Organización Internacional de Fabricantes de Automóviles), en todo el mundo hay más de 1.200 millones de automóviles en circulación. Así mismo, de acuerdo a las cifras presentadas en 2015 por Andemos, en el mundo, por cada 1.000 habitantes hay 12.6 carros nuevos. A los autos se les atribuye haber erosionado la calidad de los espacios públicos, fomentado la expansión de las ciudades y generando una necesidad de movilidad cada vez más difícil de satisfacer, además de una gran dependencia del vehículo privado. Es por esto que países desarrollados como China o Estados Unidos presentan un aumento tan significativo en el número de autos.
Sin duda, los centros urbanos en todas las esquinas del planeta han tenido que adaptarse a esa creciente necesidad por los autos, a pesar de que estos, incluso más que la industria, son unos de los factores principales que contaminan.
Alejándose de la ciudad, una alternativa de vida
Como respuesta a este problema de movilidad y a la agitada vida de la ciudad, cada vez existe un mayor deseo en las personas de disfrutar los valores del espíritu y de una mayor comunión con la naturaleza; y aunque pueden presentarse dificultades en cuanto a las distancias o servicios que encontremos en estos sitios, la tranquilidad que podemos experimentar y los beneficios para nuestra salud, no tienen precio.
Beneficios de vivir en el área rural
A continuación te presentamos algunas las bondades de cambiar del estilo urbano al rural.
Aire puro
En cualquier ciudad es imposible no respirar día a día cantidades inimaginables de aire contaminado a causa de muchos factores como los autos, buses, fábricas, entes industriales, etc. Una de las ventajas de vivir lejos de la urbe es que precisamente respirar más aire puro.
21226279_m
Sí a la actividad física
La naturaleza, el aire limpio, los espacios abiertos y los paisajes, sin duda, nos pueden motivar a realizar mayor actividad física.
Un sueño más placido y reparador
Sin duda, el silencio y la tranquilidad de la vida fuera de la ciudad garantizarán un sueño mucho más apacible pues, a diferencia de la ciudad, en donde la actividad no para, en el campo lograremos conseguir un sueño mucho más profundo y reparador.
Cocina más natural
Sin duda será mucho más saludable y natural, pues tenemos la opción de producir nuestros propios alimentos como frutas y verduras, o podemos adquirirlos de productores locales que cultivan en los alrededores.
Salud mental
Fuera del estrés, existen múltiples desordenes que se pueden evitar al vivir fuera de la ciudad como cambios de humor, depresión y diferentes trastornos de ansiedad. Estos problemas se generan principalmente debido a la contaminación auditiva, la sobrepoblación, el problema de movilidad, entre otros, presentes en el contexto urbano.
Finalmente, cambiar el paradigma de vivir en la ciudad requiere de una fuerte motivación que en muchos casos va de la mano de la búsqueda de una mejor calidad de vida y de un mayor contacto con la naturaleza.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

CONSEJOS PARA UN BUEN USO DE LA TECNOLOGÍA EN LOS NIÑOS

VER MÁS

4 LIBROS DE SALUD QUE NO DEBES PERDERTE

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesEs muy probable que si tratáramos de definir cómo es la vida en las ciudades lo primero que se nos puede venir a la mente son los edificios, los automóviles, los trancones, la contaminación y el estrés. Impacto del automóvil en la ciudad Según la OICA, (cifras 2014), (Organización Internacional de Fabricantes de Automóviles), […]

Calificacion.
 
Summary