USTED ESTÁ:

BIENESTAR

COMPARTIR

MUJER, A COMBATIR EL MALTRATO Y LA VIOLENCIA DE GÉNERO

7 enero 2016

Desde hace algunos años la violencia contra las mujeres y las niñas es cada vez más frecuente en Colombia y aunque las causas de ello son muy complejas e involucran, entre otros, elementos históricos, sociales, culturales y económicos, es innegable que guarda una estrecha relación con el nivel de machismo imperante en el país y la formación recibida en el hogar.

Las sociedades machistas (androcentristas) son, en mayor o menor grado, permisivas con respecto a la violencia de género, pues en ellas las mujeres ocupan una posición secundaria y a menudo están sometidas a una figura masculina dominante (padre, hermanos, novio, esposo); en consecuencia, estas sociedades forman tanto hombres proclives a agredir a las mujeres, como mujeres sumisas que aceptan (consciente o inconscientemente) ser el blanco de la agresividad física y verbal masculina.

De hecho, con frecuencia aparecen en los periódicos y noticieros del país reportes según los cuales mujeres víctimas de maltrato por parte de sus parejas defienden ante las autoridades de policía a quienes las han agredido, no colocan la denuncia correspondiente o desisten de cualquier acción judicial y continúan conviviendo con sus maltratadores.

En opinión de psicólogos de familia, el trasfondo de tal actitud sorprendente no obedece tanto a una posible cuestión de temor hacia el agresor, como a varias convicciones erróneas que suelen tener muchas mujeres maltratadas, como son:

- Que las agresiones son merecidas, es decir que son ellas quienes han provocado a su pareja y, por lo tanto, deben ser “castigadas”.

- Que, en el fondo, la agresión es una expresión de amor; esto guarda una estrecha relación con las conductas o actitudes que vivieron durante su niñez, pues una proporción importante de estas mujeres, proceden de hogares donde el maltrato era un asunto cotidiano y formaba parte de las interacciones entre sus padres.

- Que sus parejas tienen un temperamento fuerte, pero pueden cambiar con el tiempo y mucho afecto, a la vez que están verdaderamente arrepentidos de haberlas maltratado. Al respecto, la verdad es que un hombre abusivo, por mucho que se le ame, no dejará de serlo, porque es una conducta que se aprende y arraiga en la personalidad desde los primeros años de la vida.

- En consecuencia, para romper el círculo vicioso establecido entre el hombre abusivo y la mujer víctima de sus agresiones, que perpetúa y acentúa el maltrato en la relación de pareja, es necesario un profundo cambio en la mentalidad de la mujer; ello implica modificar tanto las actitudes hacia la violencia de género como, sobre todo, aspectos tales como la autoestima, la valoración personal, el control que tiene sobre su vida y su capacidad de elección.

A propósito, el 25 de noviembre de cada año se conmemora en todo el mundo el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, establecido por las Naciones Unidas desde 1999.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

SÍNDROME DEL OJO SECO

VER MÁS

¿QUÉ ACTIVIDAD FÍSICA DEBES REALIZAR SEGÚN TU EDAD?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesDesde hace algunos años la violencia contra las mujeres y las niñas es cada vez más frecuente en Colombia y aunque las causas de ello son muy complejas e involucran, entre otros, elementos históricos, sociales, culturales y económicos, es innegable que guarda una estrecha relación con el nivel de machismo imperante en el país […]

Calificacion.
 
Summary