USTED ESTÁ:

SALUD

COMPARTIR

LENTES DE SOL ADECUADOS PARA TU SALUD

22 junio 2016

En el siglo XV, curiosamente las gafas se utilizaban por los jueces en las cortes para no mostrar sus expresiones, pero tiempo después este objeto se convirtió en un accesorio más de la moda que entró a complementar el look de las personas. Hoy, más allá de ser un buen complemento estético, es un aliado de la salud porque protege de los rayos del sol que pueden producir irritación ocular, afecciones en la córnea o en el cristalino (que es el lente natural del ojo). Así mismo, la exposición prolongada al sol se ha asociado con la formación de tejido redundante en la conjuntiva bulbar (que es la membrana que recubre el globo ocular y que da el color blanquecino del ojo), conocida como pterigión, y con la degeneración de la retina (macular), cuyo riesgo aumenta con la edad.

¿Por qué debes usar gafas de sol?

La luz del sol contiene una radiación muy perjudicial para la visión y la piel: la radiación ultravioleta (UV). Un buen porcentaje de esta luz es filtrada por la atmosfera, pero la luz UV de tipo A y B alcanzan la superficie terrestre de manera que puede afectarnos. El mayor compromiso se produce en las áreas cercanas al Ecuador, los días soleados y despejados, en horarios de alta intensidad solar (entre las 9.00 a.m. hasta las 3.00 p.m.); también influyen la altitud, la nieve o el agua que favorecen una mayor reflexión de la luz UV. Es por esto que un mayor tiempo de exposición aumenta las posibilidades de producir enfermedades oculares como las anteriormente mencionadas.

Desde hace más de 27 años se recomienda el uso de gafas de sol, pues ha sido demostrado que gracias a estas es posible reducir la aparición de pterigión, posiblemente por la capacidad de bloquear la radiación UV-B, y proteger al ojo de otras exposiciones ambientales perjudiciales.

Al contrario de lo que se podría pensar, las gafas son importantes para los niños pues disminuyen las posibilidades de sufrir de pterigión hasta en un 40%. Estudios como UVB-mediated induction of cytokines and growth factors in pterygium epithelial cells involves cell surface receptors and intracellular signaling publicado por Investigative ophthalmology & visual science, establecen que del 50 al 80% del daño inducido por la exposición solar que una persona recibe a lo largo de toda la vida, se realiza durante la infancia y la adolescencia. Las personas que viven en latitudes cercanas al Ecuador durante los cinco primeros años de vida, presentan un riesgo 40 veces mayor de desarrollar un pterigión. Este, a su vez, es mucho más frecuente en personas que trabajan expuestos al exterior.

¿Qué tipo de gafas puedo elegir?

Actualmente existen tres estándares de calidad diferentes:

- Estándar australiano: establece 5 niveles de protección que van de 0 a 4.

- Estándar estadounidense: no tiene niveles de protección.

- Estándar europeo: la marca CE, criterio de calidad mínimo Europeo, consiste, entre otras, en mediciones con un espectrofotómetro que analiza la capacidad de filtrar la luz visible y los rayos ultravioleta.

Es decir, debemos fijarnos que en el etiquetado del lente exista información como el filtro solar, la normativa que cumple o que protege o no contra los rayos ultravioleta (UV). Porque así como las cremas protectoras solares tienen distintos factores de protección en función de cada tipo de piel, también hay diferentes filtros para las lentes solares con distinta numeración de acuerdo a las necesidades de cada usuario. Estos filtros van del 0 al 4, a mayor luminosidad solar del ambiente, más alto deberá ser el filtro de la lente.

Una vez que has definido el tipo de gafas no solo por su estilo, sino por su nivel de protección, debes pensar qué uso les darás y en el tipo de luz a la que estarás expuesto para elegir el color que más te convenga.

- Lentes azules. Son poco prácticos o útiles, al provocar una falsa percepción de los colores que los hace inapropiados para diversas actividades de la vida diaria.

- Lentes verdes. Este tono fue usado para pilotos de aviones y son perfectos para conducir en condiciones normales; sin embargo, es mejor evitarlos en adultos mayores dado que pueden sufrir pérdidas de sensibilidad al contraste.

- Lentes grises. Son básicos y ofrecen una correcta percepción de los colores, así como un mejor comportamiento visual en tareas de detección de contrastes tanto para jóvenes como adultos mayores.

- Lentes marrones. Sus propiedades son similares a los de color gris, por lo que provocan un mayor contraste y se recomienda en la población mayor. Para los jóvenes estos filtros afectan la sensibilidad al contraste, por eso se aconseja el uso de los de color verde.

- Lentes ámbar o amarillo. Son los colores adecuados para la niebla o situaciones donde haya poca iluminación.

Recuerda que: si usas gafas con fórmula médica, debes consultar a un optómetra u oftalmólogo para garantizar que los lentes de sol formulados cumplan con los estándares de calidad y tengan la protección UV requerida para una mayor protección.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

PLACENTA, UN ÓRGANO FUNDAMENTAL EN EL EMBARAZO

VER MÁS

¿QUÉ ES EL ADN?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesEn el siglo XV, curiosamente las gafas se utilizaban por los jueces en las cortes para no mostrar sus expresiones, pero tiempo después este objeto se convirtió en un accesorio más de la moda que entró a complementar el look de las personas. Hoy, más allá de ser un buen complemento estético, es un […]

Calificacion.
 
Summary