USTED ESTÁ:

NUTRICIóN

COMPARTIR

LAS VERDADERAS PROPIEDADES DEL YACÓN

25 enero 2016

El yacón es un tubérculo, como la yuca o la papa, que desde hace cientos de años forma parte de la dieta cotidiana de las culturas andinas y al cual recientemente se le han atribuido múltiples propiedades beneficiosas para la salud, ampliamente difundidas en distintos medios de comunicación.

El yacón es muy dulce, con un sabor similar al del melón, por lo que puede consumirse como fruta, ya sea en trozos o en jugo.

Entre ellas, se menciona que resulta apropiado para:

- Disminuir peso.

- Retardar el envejecimiento de la piel y todos los órganos, por su contenido de antioxidantes.

- Aliviar y controlar el estreñimiento.

- Mejorar la digestión y la asimilación de los nutrientes.

- Estimular la producción de insulina y mantener controlados los niveles de azúcar en la sangre, de las personas con diabetes.

- Reducir la cantidad de colesterol “malo” en la sangre y por lo tanto, para prevenir la aterosclerosis y las enfermedades cardiovasculares.

- Mejorar las defensas y así evitar la aparición de ciertos tipos de cáncer (en especial el cáncer de colon).

- Mantener los huesos sanos y prevenir la osteoporosis.

- Disminuir el riesgo de enfermedades degenerativas cerebrales (como la enfermedad de Alzheimer).

Sin embargo, la mayoría de estas afirmaciones no cuentan con un sólido respaldo científico; de hecho, hasta el momento no se han llevado a cabo estudios confiables, que confirmen los beneficios del yacón para prevenir la osteoporosis, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, la diabetes o la enfermedad de Alzheimer.

Lo que sí es cierto es que el yacón es un alimento muy nutritivo; brinda una buena cantidad de minerales (hierro, potasio, magnesio, sodio y calcio), fibra y vitaminas (A, C, E y del complejo B, sobre todo B1, B2 y B3), algunas de las cuales tienen propiedades antioxidantes.

Además, prácticamente no tiene almidón, ni azúcares como la fructosa o la sacarosa, sino unos compuestos naturales denominados oligofructanos, que le dan su sabor dulce, pero no se absorben en el intestino.

De hecho, desde hace varios años, el yacón, en polvo o en jarabe, es utilizado por los diabéticos como un endulzante natural en lugar del azúcar, a la vez que crudo o cocido (en puré, en rodajas o trozos) hace parte de los componentes de la alimentación hipocalórica especialmente recomendada para las personas con diabetes.

Así, resulta apropiado incluir el yacón en toda dieta encaminada a adelgazar o evitar el aumento de peso, en sustitución de otros alimentos ricos en calorías, aunque ninguno de sus componentes estimula la quema de grasas en el organismo.

Por otra parte, contiene inulina, un carbohidrato parecido al almidón, el cual al igual que los oligofructanos no es asimilado en el intestino. Estos dos componentes del yacón tienen un efecto prebiótico en el colon, de modo que, junto con la fibra, mejoran la función intestinal, previenen el estreñimiento y evitan la proliferación de bacterias y otros gérmenes que pueden causar enfermedades.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

ALIMENTOS PARA AUMENTAR LAS DEFENSAS

VER MÁS

COMIDA Y EMOCIONES: ¿TIENEN ALGUNA RELACIÓN?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesEl yacón es un tubérculo, como la yuca o la papa, que desde hace cientos de años forma parte de la dieta cotidiana de las culturas andinas y al cual recientemente se le han atribuido múltiples propiedades beneficiosas para la salud, ampliamente difundidas en distintos medios de comunicación. El yacón es muy dulce, con […]

Calificacion.
 
Summary