USTED ESTÁ:

SALUD

COMPARTIR

SUPLEMENTOS PROTEICOS: ¿NECESARIOS EN EL EJERCICIO?

6 enero 2016

Muchas de las personas que acuden regularmente a un gimnasio para ejercitarse, no solo lo hacen por los beneficios de la actividad física para la salud, sino por razones estéticas y con el claro propósito de mejorar su apariencia física. Ello implica, sobre todo para los hombres, el deseo de lucir un cuerpo atlético y musculoso.

Por eso, además de dedicarse a los ejercicios de carga con pesas dirigidos a desarrollar la musculatura, a menudo consumen suplementos de proteínas o aminoácidos, para ayudar al crecimiento de los músculos y así obtener un mayor volumen muscular en menos tiempo. Aunque esto es parcialmente cierto, alrededor del uso de suplementos de proteínas existen varias creencias erróneas y por eso es importante hacer algunas precisiones.

Al entrenarse en el gimnasio, los ejercicios de resistencia y carga hacen que el cuerpo libere ciertas sustancias (hormonas) que estimulan la formación de nuevas fibras musculares y si la alimentación diaria aporta una buena cantidad de proteínas y aminoácidos, ello se traduce en el aumento de tamaño de los músculos.

En consecuencia, aumentar el contenido de alimentos ricos en aminoácidos y proteínas de origen animal, como son todos los tipos de carnes (de res, pescado, de pollo, etcétera), las vísceras, la leche y sus derivados y los huevos, es la medida más sana y efectiva para obtener una buena musculatura, pues el organismo naturalmente asimila muy bien las proteínas y aminoácidos contenidos en ellos. Al respecto, médicos y nutricionistas consideran que quienes quieren aumentar considerablemente el volumen muscular necesitan consumir al menos 1,5 a 2 gramos de proteína por kilo de peso al día, y para ello es más que suficiente consumir 5 comidas diarias, ricas en proteínas de origen animal, sin necesidad de recurrir a los suplementos.

Aunque los suplementos contienen un porcentaje muy elevado de proteínas y aminoácidos puros (por lo general >90%) y una mínima proporción de otros nutrientes, como grasas o carbohidratos, su valor nutricional, es decir el aporte total de proteínas que el cuerpo obtiene de ellos, es menor que el de los alimentos, pues una proporción variable de los aminoácidos contenidos en los suplementos no son asimilados por el organismo.

De otra parte, al usar frecuentemente suplementos de proteínas es muy fácil excederse y cuando el cuerpo recibe más proteínas o aminoácidos de los que necesita esto puede acarrear varios problemas de salud, como una sobrecarga en la actividad del hígado y de los riñones, a la vez que predispone al desarrollo de cálculos renales, deshidratación, pérdida de minerales en los huesos (osteoporosis) e incluso intolerancia a los alimentos.

Además existen muchas creencias falsas acerca de los suplementos; las más comunes son:

- Por tratarse de complementos alimenticios procesados y altamente concentrados, son de fácil asimilación y más efectivos para desarrollar los músculos que las proteínas de los alimentos.

- Además de aumentar el tamaño de los músculos, mejoran el rendimiento físico, disminuyen el desgate muscular y aceleran la recuperación después de hacer ejercicio.

- Al consumir suplementos de proteínas todos los días no es necesario dedicarse tanto a los ejercicios con pesas, para obtener una buena musculatura.

- Ayudan a controlar el peso corporal y no engordan.

- Sin suplementos no se logra un buen desarrollo muscular, porque inevitablemente los músculos se habitúan a la sobrecarga generada por el ejercicio y dejan de crecer.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

¿QUÉ ES EL ADN?

VER MÁS

VASECTOMÍA Y LIGADURA DE TROMPAS: VENTAJAS Y DESVENTAJAS

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesMuchas de las personas que acuden regularmente a un gimnasio para ejercitarse, no solo lo hacen por los beneficios de la actividad física para la salud, sino por razones estéticas y con el claro propósito de mejorar su apariencia física. Ello implica, sobre todo para los hombres, el deseo de lucir un cuerpo atlético […]

Calificacion.
 
Summary