USTED ESTÁ:

BIENESTAR

COMPARTIR

EMPEZAR EL AÑO LLENO DE SALUD

7 enero 2016

Al comenzar un nuevo año llega la época de los buenos propósitos y bien vale la pena que algunos de ellos estén relacionados con la salud y el bienestar. Para quienes no llevan un estilo de vida saludable, es el mejor momento de decidirse a cambiar y eliminar costumbres o hábitos poco saludables, como fumar, beber en exceso o no hacer ejercicio.

Estos días de descanso pueden aprovecharse para acudir a un control médico completo. Así, además de conocer el estado general de salud, es posible detectar a tiempo muchas enfermedades frecuentes, algunas de ellas graves o que deterioran en gran medida la calidad de vida, como la hipertensión arterial, la diabetes, las enfermedades del corazón y las arterias, el deterioro de la visión o la audición, la osteoporosis y ciertos tipos de cáncer.

Lo que sucede es que estos y otros problemas de salud, no sólo están vinculados a condiciones predisponentes que favorecen su aparición (varias de las cuales pueden modificarse), sino que comienzan y progresan de manera sutil, sin ocasionar síntomas o malestares obvios, pero el médico puede diagnosticarlas mediante exámenes sencillos e iniciar oportunamente el tratamiento correspondiente. De esta manera puede lograrse la curación completa de unas o bien el control efectivo de otras y así evitar complicaciones.

De igual modo, es conveniente visitar al odontólogo ya sea para una limpieza profesional de los dientes o para hacerse esos tratamientos que, con frecuencia, suelen posponerse una y otra vez.

Los kilos de más

Mientras que muchas personas suelen subir de peso durante las vacaciones, otras sufren de sobrepeso y obesidad. Como el exceso de peso, a cualquier edad, tiene efectos negativos sobre la salud y favorece el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y problemas en las articulaciones, entre otros, mantener un peso corporal adecuado, acorde con la edad y la estatura brinda beneficios valiosos para toda la vida.

Y para conseguirlo no es necesario someterse a dietas estrictas de hecho, estas suelen ser contraproducentes porque alteran el metabolismo del cuerpo, sino hacer algunos cambios en la alimentación y practicar ejercicio con regularidad, es decir, al menos 40 minutos diarios, 4 a 5 veces por semana. En cuanto a la alimentación, los expertos en nutrición aconsejan reducir la sal, las grasas y los azúcares, suprimir las bebidas gaseosas (incluso las “dietéticas”) y consumir una dieta balanceada, es decir, con una buena cantidad de proteínas (carnes), pocas harinas, y muchas frutas y verduras.

A controlar el estrés

El estrés emocional es uno de los principales factores predisponentes para las enfermedades cardiovasculares y diversos problemas mentales como la ansiedad o la depresión; por eso es fundamental aprender a manejarlo y reducirlo lo más posible, lo cual no es fácil dado el agitado estilo de vida actual. Sin embargo, hay varias maneras de combatir el estrés, tales como:

En lugar de imponerse metas sobredimensionadas y grandes expectativas, es preferible fijarse objetivos de vida razonables y establecer prioridades.
No es conveniente asumir compromisos innecesarios o extremadamente difíciles de cumplir, tanto en el trabajo como en otros aspectos de la vida cotidiana (con la familia, la pareja o los amigos).

Como las cuestiones de dinero son una causa significativa de preocupación para muchas personas, no se justifica endeudarse innecesariamente o llevar un estilo de vida que sobrepase las capacidades económicas; así mismo, es importante planificar los gastos y ahorrar.

El descanso y los momentos de ocio son fundamentales para el bienestar físico y mental. Al respecto, es conveniente separar las distintas actividades cotidianas, no llevarse trabajo a casa y aprender a hacer un uso inteligente del tiempo, para contar con momentos libres.
Practicar ejercicio regularmente; al hacer ejercicio el cerebro libera unas sustancias (endorfinas) que disminuyen el estrés y la ansiedad, a la vez que generan una sensación de bienestar.

Asumir una actitud más calmada y flexible ante las circunstancias cotidianas, los obstáculos y los problemas.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

SÍNDROME DEL OJO SECO

VER MÁS

¿QUÉ ACTIVIDAD FÍSICA DEBES REALIZAR SEGÚN TU EDAD?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesAl comenzar un nuevo año llega la época de los buenos propósitos y bien vale la pena que algunos de ellos estén relacionados con la salud y el bienestar. Para quienes no llevan un estilo de vida saludable, es el mejor momento de decidirse a cambiar y eliminar costumbres o hábitos poco saludables, como […]

Calificacion.
 
Summary