USTED ESTÁ:

BIENESTAR

COMPARTIR

EL TÉRMINO VEJEZ QUEDÓ EN EL PASADO

7 enero 2016

Los cambios ocurridos durante las últimas cinco décadas en las condiciones generales de la población, sumados a la mayor disponibilidad de alimentos, al mejoramiento de la higiene y la salubridad, así como a los progresos en la detección oportuna y el tratamiento de muchas enfermedades, han aumentado la expectativa de vida de todas las personas.

Actualmente la etapa adulta mayor (que inicia a partir de los 60 años) constituye por lo menos una tercera parte de la vida de los hombres y mujeres.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que en todo el mundo, el promedio de vida actual de los hombres es de 79 a 85 años y el de las mujeres de 86 a 90 años. En Colombia, la expectativa de vida general es de 75 años (72 para los hombres y 78 para las mujeres), según datos del Departamento Nacional de Estadística (Dane) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Ahora bien, para disfrutar de bienestar, salud y una buena calidad de vida durante la etapa adulta mayor, lo primero a tener en cuenta es que el proceso natural de envejecer no es sinónimo de gran deterioro físico o mental, limitaciones o de una sucesión interminable de enfermedades.

Llevar un estilo de vida sano, eliminar hábitos nocivos (como fumar o consumir bebidas alcohólicas en exceso), consumir una alimentación balanceada, practicar ejercicio con regularidad, desarrollar actividades que estimulen las habilidades mentales y mantener una vida social activa, son algunos de los secretos para vivir más y mejores años.

Disfrutar la etapa adulta mayor, con bienestar, salud y una buena calidad de vida es una meta al alcance de todas las personas.

Algunas recomendaciones para una alimentación balanceada y saludable en las personas mayores comprenden:

- Consumir una buena cantidad de proteínas (pescado, carne, pollo), frutas y vegetales, todos los días.

- Incluir en la dieta alimentos ricos en calcio y vitamina D (como pescado, brócoli, espinacas, nueces, yogur, kumis, queso).

- Evitar las grasas de origen animal (manteca, mantequilla) y sustituirlas por aquellas de origen vegetal (margarinas y aceites de oliva, de canola, de girasol).

- Reemplazar las bebidas gaseosas, por jugos naturales (preferiblemente con fibra).

- Moderar el consumo de dulces y harinas

- Restringir la cantidad de sal empleada para condimentar los alimentos.

Además, el ejercicio es un componente clave de la buena salud porque brinda múltiples beneficios para el organismo. Cualquier ejercicio es bueno y no es necesario mucho esfuerzo; caminar, trotar o bailar, por ejemplo, son excelentes, sobre todo si se practican con regularidad.

Así mismo, es muy conveniente dedicar parte del tiempo a actividades como leer, pintar, tejer, tocar instrumentos musicales o aprender cosas nuevas, pues todas ellas preservan las capacidades mentales y ayudan a prevenir la enfermedad de Alzheimer y la demencia senil.

Las actividades sociales también son importantes ya que aumentan la autoestima y la independencia, refuerzan los vínculos interpersonales, evitan la depresión y el aislamiento y mejoran la calidad de vida; por eso vale la pena aprovechar el tiempo libre para pasear, ir a cine, visitar museos, reunirse con amigos o familiares, vincularse a grupos comunitarios y construir nuevas amistades o relaciones afectivas.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

SÍNDROME DEL OJO SECO

VER MÁS

¿QUÉ ACTIVIDAD FÍSICA DEBES REALIZAR SEGÚN TU EDAD?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesLos cambios ocurridos durante las últimas cinco décadas en las condiciones generales de la población, sumados a la mayor disponibilidad de alimentos, al mejoramiento de la higiene y la salubridad, así como a los progresos en la detección oportuna y el tratamiento de muchas enfermedades, han aumentado la expectativa de vida de todas las […]

Calificacion.
 
Summary