USTED ESTÁ:

NUTRICIóN

COMPARTIR

EL HUEVO Y LA SALUD, A SEPARAR LOS MITOS DE LAS VERDADES

6 enero 2016

El huevo siempre ha sido un componente básico de la alimentación de los seres humanos gracias a su alto valor nutritivo, y en la actualidad es uno de los alimentos de mayor consumo en todo el mundo.

Sin embargo, debido al contenido de colesterol en la yema del huevo, hasta hace algunos años, las sociedades médicas y de nutricionistas/dietistas internacionales, recomendaban consumir máximo 2 huevos por semana. Se consideraba que exceder tal cantidad podía aumentar la cantidad de colesterol en la sangre, predisponiendo al desarrollo de aterosclerosis (endurecimiento de las arterias) y, por lo tanto, de enfermedades cardiovasculares.

Ahora bien, los estudios realizados en los últimos años han demostrado consistentemente que el colesterol del huevo, por si solo, es insuficiente para incrementar de manera relevante el colesterol sanguíneo. En consecuencia, desde el año 2005 las distintas sociedades internacionales de nutrición, así como la Sociedad Americana de Cardiología y la Sociedad Europea de Cardiología, entre otras, aconsejan consumir un huevo al día, como parte de una alimentación balanceada y saludable.

Es más, tal como señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), en una comunicación emitida en 2013, no existe una relación entre el consumo habitual de huevos y el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, mientras que, por el contrario, el huevo podría ejercer un efecto protector contra estas enfermedades, gracias a su contenido de ácidos grasos omega 3.

Desde el punto de vista nutricional, un huevo aporta alrededor de 6 a 9 gramos de proteínas de alto valor biológico, es decir, ricas en aminoácidos esenciales, y de fácil asimilación. Dichos nutrientes están contenidos principalmente en la clara, de modo que dos huevos brindan la misma cantidad de proteínas que 100 gramos de carne o pescado. Por su parte, la yema de un huevo contiene unos 7 a 9 gramos de grasas (lípidos), compuestas en su mayoría por ácidos grasos mono-insaturados y el resto por colesterol y ácidos grasos poli-insaturados omega 3.

Así, el contenido total de colesterol de un huevo es de 180 mg y en cuanto a su valor energético (aporte de calorías) este es de 70 a 90 kcal, lo cual equivale a 7% del total de calorías que un adulto requiere cada día.

Además, el huevo aporta varios micronutrientes esenciales, tales como las vitaminas A, D, E, ácido fólico (vitamina B9), y algunas otras vitaminas del complejo B (B1, B2, B6, B12) y minerales (fósforo, potasio, sodio, calcio, hierro, zinc, yodo y magnesio).

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

ALIMENTOS PARA AUMENTAR LAS DEFENSAS

VER MÁS

COMIDA Y EMOCIONES: ¿TIENEN ALGUNA RELACIÓN?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesEl huevo siempre ha sido un componente básico de la alimentación de los seres humanos gracias a su alto valor nutritivo, y en la actualidad es uno de los alimentos de mayor consumo en todo el mundo. Sin embargo, debido al contenido de colesterol en la yema del huevo, hasta hace algunos años, las […]

Calificacion.
 
Summary