USTED ESTÁ:

SALUD

COMPARTIR

EL EJERCICIO EN SU JUSTA MEDIDA

10 febrero 2016

“Todo en exceso es malo” dicen las abuelas. Parece que esa sabia frase hoy en día es aplicable a muchas cosas, incluso al ejercicio. Y vale la pena reflexionar sobre esta pregunta: ¿alguna vez has revisado tu rutina de ejercicios?

Tal vez trotas por la mañana, luego vas a clases de rumba y Pilates, levantas pesas y terminas practicando algún deporte de nuevo en la noche. Si analizas esto y te das cuenta de que la respuesta es un sí a todas ellas, al parecer estás pasando más tiempo en el gimnasio que en tu casa. Por lo tanto, ¡ten cuidado!, puedes estar exigiendo a tu cuerpo más de lo que necesita.

Sabemos que son muchos los beneficios del deporte para la salud, pero cuando este se vuelve excesivo, puedes llegar a sufrir del síndrome de sobreentrenamiento. Este se produce cuando aumentas demasiado rápido tu actividad física, lo cual no le permite a tu cuerpo recuperarse y como consecuencia, puedes sufrir una lesión y cambios en tu estado de ánimo.

De acuerdo con la Asociación Americana de Fisioterapia (APTA) estas son algunas claves para detectar si estás sobreexigiendo a tu cuerpo:

- Tienes alteraciones en tu ciclo de sueño.

- En tu rutina sientes que tienes menor fuerza o resistencia.

- Estás sufriendo de depresión.

- Tu ritmo cardiaco está elevado.

- Has perdido el apetito y demasiado peso en poco tiempo.

- Tienes una constante sensación de fatiga.

- Sientes dolores musculares anormales muy diferentes a los que sentías cuando realizabas tu rutina.

Debes tener presente entonces que, si estás sufriendo alguna de las condiciones anteriormente expuestas, posiblemente puedes estar excediéndote en el deporte. Por ello, es importante que tengas en cuenta estos consejos de la APTA para evitar una lesión:

- El aumento del ejercicio debe ser gradual.

- Si estás comenzando a hacer ejercicio o has pasado un largo tiempo de inactividad, lo mejor es que lo hagas despacio y con calma.

- Dormir te ayuda a la recuperación y reparación de tu organismo.

- Respeta los días de descanso de tu rutina, tu cuerpo necesita un tiempo de reposo.

Los resultados no aparecen de un día para otro. Por eso, el objetivo debe ser a largo plazo. No te desanimes porque la constancia es la que te permitirá ver los resultados, si intentas conseguir mucho en poco tiempo, el ejercicio será contraproducente.

Por último, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho algunas recomendaciones según la edad para que practiques la cantidad adecuada de ejercicio. Recuerda que es importante comenzar con pequeñas cantidades de ejercicio e incrementarlo poco a poco. Esta es la actividad física que recomienda la OMS:



De 5 a 17 años:

- Realizar 60 minutos de actividad física moderada o vigorosa diariamente.

- Si se practican más de 60 minutos de actividad física, los beneficios a la salud serán mayores.

- La actividad física debe ser en su mayoría aeróbica: bailar, nadar, jugar fútbol, en general, cualquier actividad cardiovascular.

De 18 a 64 años:

- Realizar semanalmente como mínimo 150 minutos de actividad física aeróbica moderada o 75 minutos de actividad física vigorosa.

- Practicar sesiones de 10 minutos como mínimo.

- Hacer ejercicios de fortalecimiento muscular dos o más días de la semana.

Mayores de 65 años:

- Este grupo tiene las mismas recomendaciones del grupo anterior.

- Las personas con menor movilidad deben realizar actividades físicas para mejorar el equilibrio tres días por semana.

- Cuando el estado de salud no permita realizar una actividad física, se recomienda mantenerse activo hasta donde sea posible.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

¿QUÉ DEBES SABER SOBRE EL LINFEDEMA?

VER MÁS

GLAUCOMA, QUÉ ES Y CÓMO TRATARLO

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votes“Todo en exceso es malo” dicen las abuelas. Parece que esa sabia frase hoy en día es aplicable a muchas cosas, incluso al ejercicio. Y vale la pena reflexionar sobre esta pregunta: ¿alguna vez has revisado tu rutina de ejercicios? Tal vez trotas por la mañana, luego vas a clases de rumba y Pilates, […]

Calificacion.
 
Summary