USTED ESTÁ:

NUTRICIÓN

COMPARTIR

CONOCE LOS MITOS Y LAS VERDADES DE LA LECHE

24 agosto 2017

Sobre la leche se han tejido infinidad de mitos, algunos de ellos demasiado reales. Este artículo pretende reunir algunos de ellos, con la intención de educar a los consumidores de este tradicional alimento, aclarando las dudas que se pudieran haber formado al respecto.

La leche es una de las bebidas más populares en la dieta de niños y adultos. Hace largos años nos enseñaron que la misma es un alimento necesario, principal proveedora de calcio y que además nos ayuda a crecer sanos y fuertes. Pero hoy, este alimento proveniente de la vaca se ha forjado detractores que la han pintado como una verdadera villana.

Infinidad de mitos rodean la leche en la actualidad, algunos destacan sus virtudes como el alimento más excepcional, otros por el contrario, le añaden efectos tan negativos que su consumo se asocia a enfermedades de alto riesgo.

En Feel by Colmédica dedicamos un artículo a la leche, para que conozcas todos los beneficios y características sobre este alimento.

Mitos y verdades

Buscando aclarar tus dudas con respecto al consumo leche, en este artículo hemos recopilado algunos mitos y verdades que rondan la ingesta de este alimento:

Cuida nuestros huesos: por su alto contenido de proteína y calcio, el consumo de leche siempre se ha asociado a una mejor y mayor salud de tus huesos. Expertos de universidades reconocidas como la de Uppsala señalan que el consumir más de tres vasos de leche por día se asocia a un mayor número de fracturas y a una alta mortalidad. Mientras que los estudiosos del American Journal of Clinical Nutrition, aseguran que el no consumo de leche de vaca se asocia a una menor densidad ósea y a niños con baja estatura.

Ambos estudios han causado su impacto, sin embargo, al respecto se ha concluido que, aunque la leche no es el alimento más rico en calcio y nutrientes, su consumo moderado, podría ayudar en el cuidado de huesos y dientes.

Produce secreción nasal: la creencia de que el consumo de leche produce mucosidad en las vías respiratorias, es uno de los mitos que se usa desde hace muchos años para desestimar este alimento.

En este caso, científicos de Zurich, aseguran que el consumo de leche no exacerbo en ningún momento y de ningún modo la producción de moco o el virus de resfriado. Sin embargo, diversos artículos científicos, han señalado a la leche como responsable de aumentar la secreción nasal en personas susceptibles. Pese a ello, este es otro mito que no tiene validez.

Riesgo de enfermedades cardiovasculares: por el alto nivel de grasa de origen animal se ha creído siempre que la leche provoca enfermedades cardiovasculares. Pese a ello, estudios como el de la Universidad de Zurich no asocian bajo ningún concepto a la leche con las enfermedades cardiovasculares, un estudio de Journal of Nutrition tampoco observa ninguna relación del peso corporal y el consumo de este alimento. Por el contrario, un estudio publicado en Diabetes Care, asocia la leche con la disminución del riesgo de sufrir diabetes tipo 2.

Hervir la leche: en este caso muy específico, la idea de siempre hervir la leche dependerá del tipo de leche, por ejemplo, si se cuenta con la leche envasada y pasteurizada no es necesario hervirla, sin embargo, si la leche viene directamente de la vaca o de la cabra, sin procesarla, la misma debe hervirse. Así que, en este caso, el mito de siempre hervir la leche puede ser cierto, según sea el caso.

Leche contra el insomnio: se cree que tomar leche para dormir podría favorecer el sueño, sin embargo, está comprobado que la leche posee un aminoácido llamado triptófano, el cual influye en la cadena de elementos celulares que inducen al sueño, pero su proporción es tan pequeña que su efecto es casi nulo en las personas que la ingieren. Lo que quiere decir que, la leche no lucha contra el insomnio.

Fruta y leche, no hay problema: aunque se cree que no se puede mezclar la leche con las frutas cítricas porque podría causar mala digestión o diarrea, debido a la combinación de lácteos y ácidos, esto no es sino otra creencia absurda. Y es que la combinación de la leche con cualquier otro ácido en nuestro estomago es inevitable, entonces que lo combines adrede, no hará mayor efecto. Así que olvídalo. Si no te cae mal la leche combínala con la fruta que desees.

Al igual que estos mitos existen otros tantos, por lo tanto es fundamental detectar si el propio organismo tolera adecuadamente la ingesta de la leche ya que todos somos diferentes, por eso existen distintos tipos de leche. La leche hasta ahora no es ni tan milagrosa ni tan peligrosa como se dice.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

TODO LO QUE TIENES QUE SABER DE LA CÚRCUMA

VER MÁS

SLOWFOOD: ADIÓS A LA COMIDA RÁPIDA

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesSobre la leche se han tejido infinidad de mitos, algunos de ellos demasiado reales. Este artículo pretende reunir algunos de ellos, con la intención de educar a los consumidores de este tradicional alimento, aclarando las dudas que se pudieran haber formado al respecto. La leche es una de las bebidas más populares en la […]

Calificacion.
 
Summary