USTED ESTÁ:

BIENESTAR

COMPARTIR

CÓMO MANTENERSE JOVEN CUANDO SE SUPONE ESTAMOS VIEJOS

10 noviembre 2015

Aunque el ejercicio y la práctica deportiva son componentes básicos de un estilo de vida saludable en todas las etapas de la vida, resultan aún más importantes a partir de los 60 años. A partir de esta edad comienza la etapa adulta mayor y el ejercicio aporta beneficios físicos sobre el corazón, los pulmones y la mayoría de los órganos del cuerpo; además, ayuda a prevenir muchas enfermedades, mejora la autoestima, promueve la independencia y la seguridad y contribuye decididamente al bienestar emocional.

Algunos de los efectos físicos positivos del ejercicio incluyen:

- Fortalece los músculos, las articulaciones, los tendones y los huesos.

- Mejora la circulación de la sangre, así como el funcionamiento del corazón y los pulmones.

- Contribuye a regular la digestión y la actividad de los intestinos.

- Permite quemar gran cantidad de calorías, de modo que ayuda a mantener un peso corporal adecuado, evitando el sobrepeso y la obesidad.

- Promueve la producción de diversas hormonas, como la insulina, y otras sustancias que ayudan a prevenir la diabetes tipo 2.

- Disminuyen la cantidad de colesterol y otras grasas nocivas en la sangre, reduciendo los depósitos de estos en las paredes de las arterias (aterosclerosis)

- Estimula la producción de endorfinas en el cerebro y estas sustancias inducen una sensación de bienestar, disminuyen el estrés y protegen contra la depresión.

- Mejora el equilibrio, la coordinación y las habilidades motoras, en general.

- Estimula las defensas (sistema inmune).

- Mejora la calidad del sueño, evitando problemas como el insomnio.

- La práctica periódica de ejercicio o de cualquier actividad deportiva brinda grandes beneficios para la salud y el bienestar de los adultos mayores.

Para obtener los mayores beneficios el secreto está en ejercitarse con regularidad, es decir, dos a tres veces por semana y durante, al menos, 20 a 30 minutos cada vez, de preferencia al aire libre.

Si bien cualquier ejercicio es mucho más saludable que dedicarse a una vida sedentaria, no es conveniente hacerlo de forma esporádica porque puede resultar contraproducente. El ejercicio genera una mayor exigencia sobre muchos órganos del cuerpo en particular el corazón, los pulmones, los vasos sanguíneos, los huesos, los músculos y las articulaciones; esto quiere decir que para responder adecuadamente al incremento de la actividad física el organismo necesita un tiempo de adaptación y esto no ocurre con el ejercicio ocasional.


Si una persona solo hace ejercicio los fines de semana, por ejemplo, tiene un mayor riesgo de lesionarse o sufrir problemas de salud, como torceduras o desgarros musculares, aumento brusco de la presión arterial, desmayos deshidratación y fracturas.

¿Cuál es el ejercicio o deporte más apropiado para los adultos mayores?

No es necesario practicar un deporte que requiera mucho esfuerzo, de hecho, actividades como caminar, trotar nadar o incluso bailar, son muy saludables.

Antes de iniciar cualquier rutina de ejercicio o comenzar a practicar algún deporte con regularidad es conveniente acudir al médico para una evaluación física completa y obtener asesoría acerca de cuál es el tipo de ejercicio más adecuado de acuerdo con el estado físico y de salud, la edad y otros factores.

Además, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

- Comenzar a hacer ejercicio despacio y sin afanes. Durante las primeras semanas es conveniente evitar los excesos y ejercitarse con moderación, es decir por no más de 10 minutos.

- A medida que el cuerpo va acostumbrándose a la actividad física puede incrementarse de manera progresiva la duración del tiempo de ejercicio.

- Es importante utilizar ropa cómoda (por ejemplo, una sudadera de algodón o de otro material que permita la transpiración) y unos tenis adecuados, que no queden demasiado apretados o flojos.

- Al hacer ejercicio siempre hay que tener a la mano una botella con agua, para tomar pequeños sorbos frecuentes y así mantener al cuerpo hidratado.

- Antes y después de ejercitarse hay que hacer una corta sesión de calentamiento, con estiramientos suaves, acompañados de respiraciones profundas y lentas.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

SÍNDROME DEL OJO SECO

VER MÁS

¿QUÉ ACTIVIDAD FÍSICA DEBES REALIZAR SEGÚN TU EDAD?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesAunque el ejercicio y la práctica deportiva son componentes básicos de un estilo de vida saludable en todas las etapas de la vida, resultan aún más importantes a partir de los 60 años. A partir de esta edad comienza la etapa adulta mayor y el ejercicio aporta beneficios físicos sobre el corazón, los pulmones […]

Calificacion.
 
Summary