USTED ESTÁ:

BIENESTAR

COMPARTIR

¿CÓMO IDENTIFICAR EL BULLYING?

7 enero 2016

Aunque el bullying o matoneo en los colegios no es un fenómeno reciente, desde hace algunos años, en Colombia, ha aumentado de manera preocupante y no sólo eso, sino que se ha vuelto cada vez más agresivo y con un creciente componente de violencia física asociado a la intimidación verbal.

De hecho, actualmente el bullying es una causa cada vez más frecuente de deserción escolar, tal como han demostrado diversos estudios, entre ellos una encuesta de convivencia escolar, realizada en el año 2011 por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) y la Secretaría de Educación Distrital, en la ciudad de Bogotá. Según los datos de esta encuesta, 17% de los escolares, de 8 a 14 años reconocieron ser víctimas de matoneo y este fue responsable de una de cada 10 deserciones escolares en los grados 8º a 11º.

Asimismo, en el “Estudio Nacional de Convivencia Escolar y Circunstancias que la Afectan”, efectuado por el DANE en 2011, 29% de los niños de quinto grado, así como 15% de los jóvenes de noveno grado encuestados, manifestaron que habían sido intimados y agredidos frecuentemente tanto por parte de sus compañeros de curso, como de chicos mayores que ellos.

Uno de los mayores problemas del matoneo es que quienes son víctimas del mismo, suelen guardar silencio y cargan con este problema ellos solos, ya sea por miedo a las represalias de sus agresores o por el hecho de sentirse avergonzados.

Ahora bien, aunque los niños y adolescentes no pidan ayuda, existen varias señales que pueden alertar a los padres y a los profesores acerca de la situación, entre ellas:

Signos de agresión física en cualquier parte del cuerpo. Si bien los niños pueden lastimarse ocasionalmente al jugar o hacer deporte, cuando son víctimas de matoneo, tienen moretones, rasguños, golpes o heridas de manera repetitiva y cada vez con mayor frecuencia.
Disminución brusca e inexplicada del rendimiento escolar.
Cambios de conducta, es decir tienden a permanecer callados, retraídos o buscan aislarse cuando están en casa y no comparten actividades con sus compañeros de colegio fuera de las horas de clase.
Pierden el interés por el colegio. A menudo, suelen fingir enfermedades para no ir al colegio.
Manifiestan síntomas de ansiedad, como insomnio, dolor de cabeza, pesadillas nocturnas, disminución del apetito, irritabilidad, dolor de estómago o vuelven a orinar la cama.
Deterioro, daño (desgarros, manchones, etcétera) o pérdida frecuente de sus objetos personales y sus útiles escolares.
Cambios del estado de ánimo, es decir que se notan tristes, apáticos y ya no se entusiasman con las cosas, juegos o actividades que solían gustarles.
Ante cualquiera de estas señales, es crucial que los padres dialoguen con sus hijos y aborden de manera sutil e indirecta el tema del bullying, porque empezar esta conversación preguntándoles si son víctimas de agresiones en el colegio, a menudo resulta contraproducente; ante el interrogatorio directo los niños y adolescentes tienden a sentirse presionados, se ponen a la defensiva y niegan el problema.

Ahora bien, una vez que ellos reconocen que son víctimas del matoneo, es importante que los padres asuman una actitud comprensiva y de apoyo incondicional, a la vez que actúen calmadamente, pero sin dudas ni dilaciones. Además de informar a las directivas del colegio y los profesores, para confirmar la situación, es importante buscar ayuda profesional, acudiendo a un psicólogo infantil y juvenil, pues el bullying tiene profundas repercusiones emocionales en los niños y jóvenes agredidos.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

SÍNDROME DEL OJO SECO

VER MÁS

¿QUÉ ACTIVIDAD FÍSICA DEBES REALIZAR SEGÚN TU EDAD?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesAunque el bullying o matoneo en los colegios no es un fenómeno reciente, desde hace algunos años, en Colombia, ha aumentado de manera preocupante y no sólo eso, sino que se ha vuelto cada vez más agresivo y con un creciente componente de violencia física asociado a la intimidación verbal. De hecho, actualmente el […]

Calificacion.
 
Summary