USTED ESTÁ:

TENDENCIA

COMPARTIR

CÓMO DEFINIR TUS PROPÓSITOS Y DIRIGIRTE HACIA ELLOS

15 febrero 2018

Hay momentos de nuestra vida en los que hemos sentido esa energía, ese impulso que nos mueve a proponernos nuevos retos y establecer algunas metas significativas o cambios para ciertas dimensiones relevantes de nuestras vidas.

Si esto te ha ocurrido, aquí encontrarás algunos métodos de utilidad para que las listas de propósitos que quieras integrar a tu vida puedan mantenerse en el tiempo y lograr el impacto que buscas. Para ello, utilizaremos principalmente herramientas de las teorías del aprendizaje, de la motivación, del desarrollo y de la activación conductual.

Contempla el panorama y encuentra lo importante para ti

Los seres humanos estamos compuestos por diversos aspectos: nuestras relaciones interpersonales, familiares, pareja, el ocio, nuestro cuerpo, el aprendizaje, el trabajo, deseos y aspiraciones, dinero, hobbies, etc. El nivel de relevancia de cada una de ellas varía dependiendo del momento de vida y de las condiciones contextuales en las que estemos. Date un momento para reflexionar. Intenta describirte en el momento presente en cada una de las dimensiones que puedas identificar. Así podrás reconocer cuáles son las más importantes para ti, las que te gustaría nutrir y las que has descuidado un poco. También podrías recurrir a las personas que más te conocen. Puede que te muestren algún aspecto que pudiste haber pasado por alto.

Encuentra un balance entre lo que realmente necesitas y lo que deseas

Todos sabemos reconocer cuando un deseo aparece en nosotros pero a muchos nos falta reconocer claramente cuáles son nuestras necesidades. Encuentra un equilibro entre lo que necesitas y lo que deseas, así podrás redistribuir tus recursos y energía de manera más consciente y enfocada.

Empieza con poco e incrementa progresivamente

Imponernos metas desproporcionadas al inicio de un nuevo propósito es una muy buena forma de abandonarlo en poco tiempo. Fragmenta y divide ese propósito grande en pequeños pasos que puedas disfrutar. Luego podrás incrementarlo gradualmente. Si logras mantener el disfrute durante tu cambio, es más probable que el esfuerzo se sostenga. Haz de reconocerte tus pequeños logros un hábito diario.

Evalúa tus recursos y ten presente tu¨para qué¨

Piensa en el tiempo, el dinero, los espacios, ayuda de otros y todo recurso que puedas necesitar así sabrás con qué comprometerte y con qué no. Vuelve consciente tu objetivo real, ese ¨para qué¨ tras tu propósito, por qué es importante lograr eso para ti. Una frase de un gran pensador alemán dice: ¨Aquél que tiene un para qué, puede soportar casi cualquier cómo¨. Encuentra tu ¨para qué¨ y tenlo presente todos los días. Si es lo suficientemente importante y valioso para ti no te dejará desfallecer aunque cometas errores, seguirás intentando.

Puedes utilizar algún tipo de registro para escribir todo lo anterior y así poder aterrizar tus planes sobre acciones concretas con fechas específicas. Defínete a ti mismo tu propósito, ten claro por qué es importante, y luego, diseña tu propio método planeando tu cómo.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

TIPOS DE LIDERAZGO: CONÓCELOS Y DESCUBRE CUÁL ES EL TUYO

VER MÁS

CINCO VENTAJAS DE TENER UNA CASA DOMÓTICA

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesHay momentos de nuestra vida en los que hemos sentido esa energía, ese impulso que nos mueve a proponernos nuevos retos y establecer algunas metas significativas o cambios para ciertas dimensiones relevantes de nuestras vidas. Si esto te ha ocurrido, aquí encontrarás algunos métodos de utilidad para que las listas de propósitos que quieras […]

Calificacion.
 
Summary