USTED ESTÁ:

NUTRICIóN

COLON IRRITABLE: LA CLAVE DEL PROBLEMA Y SU SOLUCIÓN, EN LA ALIMENTACIÓN

COMPARTIR

COLON IRRITABLE: LA CLAVE DEL PROBLEMA Y SU SOLUCIÓN, EN LA ALIMENTACIÓN

10 marzo 2015

En la actualidad el colon irritable es una de las enfermedades del aparato digestivo más frecuentes en todo el mundo, pues según la Organización Mundial de la Salud afecta a 1 de cada 10 personas y desde hace algunos años se ha vuelto cada vez más común entre los adultos, los adolescentes y los niños.

Ello puede obedecer, al menos en parte, a la creciente exposición al estrés emocional desde la niñez y al predominio de determinados patrones inadecuados de alimentación entre la población, relacionados en particular con la disminución del contenido de fibra vegetal en la dieta cotidiana, junto con el incremento en el consumo de harinas refinadas, bebidas gasificadas (gaseosas, agua con gas, etcétera), carnes rojas, algunos endulzantes artificiales y sobre todo de alimentos altamente procesados, en cuya elaboración y cocción se utilizan grandes cantidades de grasas hidrogenadas (grasas trans) o saturadas.

Aunque la causa o causas del colon irritable no se conocen con exactitud y por lo tanto no existe hasta el momento ningún medicamento efectivo para curar esta enfermedad, es posible controlarla satisfactoriamente mediante cambios en la alimentación, que incluyen, entre otros:- Evitar las comidas rápidas y muy procesadas, como las hamburguesas, los perros calientes y la pizza, así como los fritos (buñuelos, empanadas, papas a la francesa, etc) y en general, los alimentos muy grasosos.

- Reducir el consumo de carnes rojas y preferir los pescados, los mariscos y las carnes de aves de corral, como fuentes de proteínas de origen animal. Así mismo, es conveniente limitar al máximo el consumo de jamón y embutidos (salchicha, salchichón, chorizo, mortadela).

- Eliminar las gaseosas y otras bebidas gasificadas, sustituyéndolas por jugos naturales y reducir lo más posible el consumo de bebidas con cafeína (café y te), el chocolate (por su alto contenido de grasas), algunas condimentos (ají, pimienta, jengibre) y las bebidas alcohólicas.

- Evitar la leche entera y sus derivados (quesos, kumis, yogur, crema de leche, mantequilla) y en su lugar consumir leche deslactosada, baja en grasas.

- No utilizar ciertos endulzantes artificiales como aspartame, sorbitol, manitol o xilitol, ni consumir alimentos endulzados con estos.

- Deben evitarse algunos verduras, hortalizas y granos enteros, como: remolacha, coliflor, puerro, coles, alcachofas, brócoli, repollo, garbanzos, fríjoles y lentejas, porque al fermentarse en el colon, acentúan la producción de gases.

- Por otra parte, es importante aumentar el contenido de fibra vegetal soluble en la dieta y para ello se recomienda consumir todos los días una buena cantidad de verduras, diferentes a las mencionadas, y frutas con baja cantidad de azúcar (como manzana, pera, fresas, kiwi, duraznos, toronja).

- Ahora bien, como las personas con colon irritable pueden ser sensibles a diferentes alimentos, a la vez que en algunas predomina la diarrea y en otras el estreñimiento, es importante consultar al médico o al nutricionista para recibir la dieta más adecuada.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

TODO LO QUE TIENES QUE SABER DE LA CÚRCUMA

VER MÁS

SLOWFOOD: ADIÓS A LA COMIDA RÁPIDA

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesEn la actualidad el colon irritable es una de las enfermedades del aparato digestivo más frecuentes en todo el mundo, pues según la Organización Mundial de la Salud afecta a 1 de cada 10 personas y desde hace algunos años se ha vuelto cada vez más común entre los adultos, los adolescentes y los […]

Calificacion.
 
Summary