USTED ESTÁ:

TENDENCIA

COMPARTIR

¿CÓMO ESCOGER EL PROTECTOR SOLAR CORRECTO?

15 octubre 2015

Cada vez más personas son conscientes de los efectos dañinos de exponerse demasiado al sol, pues las radiaciones ultravioleta de la luz solar no solo resecan la piel, hacen que esta pierda componentes esenciales (aceites y factores humectantes naturales) y provocan su envejecimiento prematuro, sino que dañan el material genético de las células cutáneas, predisponiendo al desarrollo de cáncer de la piel. Para prevenir tales problemas se recomienda no exponerse por largo tiempo al sol y proteger continuamente la piel mediante el uso de protectores o bloqueadores solares.

La medida más efectiva para evitar los efectos dañinos de los rayos solares en la piel es utilizar bloqueadores y protectores solares.

Protectores y bloqueadores solares

Estos productos se diferencian entre sí por la intensidad de la protección que ofrecen, es decir su capacidad para evitar que las radiaciones UV de la luz solar penetren en la piel. Así, los bloqueadores son más potentes, pues gracias a sus componentes minerales forman una barrera física que impide el paso de las radiaciones UV-A y UV-B.

Por su parte, los protectores solares contienen sustancias químicas que absorben o filtran las radiaciones UV, o sea que estas penetran en la piel pero no llegan en grandes cantidades a las capas profundas de la epidermis y, en general, protegen más contra los rayos UV-B que contra los UV-A.


Para lograr una protección efectiva de la piel, es importante que los bloqueadores o protectores solares protejan en igual proporción contra las radiaciones UV-A y UV-B.

Aunque ambos tipos de radiaciones ocasionan fotoenvejecimiento y dañan al ADN de las células cutáneas, las radiaciones UV-A son las principales inductoras del desarrollo de melanoma y envejecimiento prematuro de la piel, mientras que las radiaciones UV-B son responsables de las quemaduras solares y los carcinomas (basocelular y escamocelular).

¿Cómo saber el grado de protección que ofrecen los protectores y bloqueadores solares?

Existen varias escalas para definir el grado de protección que brindan estos productos. Las unidades SPF miden el grado de protección contra las radiaciones UV-B y el número correspondiente indica el tiempo que una persona puede exponerse al sol sin quemarse.

Para protegerse adecuadamente contra las radiaciones UV-B, el FPS no debe ser menor de 30, pues este factor de protección bloquea 96% de los rayos UV-B.

Aunque puede suponerse que entre más alto sea el FPS es mayor la protección esto no es del todo cierto. De hecho, el porcentaje de protección real que brinda un FPS de 40 o más es apenas 1% a 2% superior al del FPS 30, así que no hay mayor diferencia entre uno y otro.

La protección contra las radiaciones UV-A se mide en estrellas (de 1 a 6) o en unidades PPD (de 2 a 14); no todos los protectores protegen contra dichas radiaciones y se consideran apropiados los que tienen mínimo 3 estrellas u 8 unidades PPD, pues no hay mayor diferencia estos y los que tienen 4 a 6 estrellas o 12 a 14 unidades PPD, porque todos bloquean 95% a 98% de los rayos UV-A.

El protector o bloqueador solar más adecuado es aquel que brinda protección completa contra las radiaciones UV-A y UV-B, porque ambas son dañinas para la piel.

¿La protección que se necesita es igual para todas las personas?

No, de acuerdo a la pigmentación natural y la sensibilidad a las radiaciones UV hay 6 tipos de piel y cada uno de ellos requiere de un grado de protección diferente:


COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

CONSEJOS PARA UN BUEN USO DE LA TECNOLOGÍA EN LOS NIÑOS

VER MÁS

4 LIBROS DE SALUD QUE NO DEBES PERDERTE

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesCada vez más personas son conscientes de los efectos dañinos de exponerse demasiado al sol, pues las radiaciones ultravioleta de la luz solar no solo resecan la piel, hacen que esta pierda componentes esenciales (aceites y factores humectantes naturales) y provocan su envejecimiento prematuro, sino que dañan el material genético de las células cutáneas, […]

Calificacion.
 
Summary