USTED ESTÁ:

TENDENCIA

COMPARTIR

BULLYING, ¿QUÉ CONSECUENCIAS TIENE?

8 febrero 2019

El bullying o acoso escolar es un fenómeno sistemático en el que el niño sufre una agresión sostenida por parte de alguien que ostenta el poder, ya sea de forma directa, mediante golpes o insultos; relacional, al generar rumores o mentiras que llevan a que el niño sea excluído de un grupo de amigos o, a través de las redes sociales, al compartir contenidos que pueden lesionar la autoestima.

Aunque cualquier niño puede sufrir bullying, se ha visto que aquellos que tienden a ser retraídos, que tienen pocos amigos, responden con llanto o huida cuando son molestados o tienen una apariencia débil, tienen mayor propensión a ser víctimas del acoso por parte de sus compañeros.



¿Qué efectos genera en los niños el ser víctima de bullying?

– El niño puede experimentar una respuesta alterada frente a situaciones de estrés, es decir, permanece en búsqueda de señales de hostilidad, lo que lleva a que se alteren sus relaciones con otros compañeros, su familia y a que baje su rendimiento escolar.

– Pueden aparecer problemas de salud como trastornos del sueño, cansancio excesivo, mareo, dolor de cabeza, lo cual incrementa el ausentismo escolar.

– A largo plazo existe un mayor riesgo de padecer depresión, ansiedad, ataques de pánico, fobia, ideación suicida y adicciones al alcohol o sustancias psicoactivas.

– En edad adulta puede incrementarse la presencia de enfermedades del corazón, diabetes mellitus y obesidad.

¿Quiénes suelen ser los acosadores?

Suelen ser personas con complejos, inseguridades, baja autoestima y carencias afectivas; sumado a esto, suelen ser impulsivos, tienen problemas para interactuar socialmente, integrarse a una comunidad y cuentan con baja popularidad.

Al revisar su situación, pueden encontrarse antecedentes de maltrato a nivel familiar o convivencia con personas intolerantes a ciertos grupos o personas. Esto lleva a que sus relaciones sociales se basen en el uso de la fuerza; a la creación de un vínculo de dominación hacia sus víctimas, en el que la violencia psicológica juega un rol predominante o, a la manipulación de los adultos, haciéndoles ver que su relación con el grupo es normal.

¿Qué medidas se pueden tomar para prevenir el bullying?

– Debemos ser conscientes que el ejemplo comienza por casa, por lo que hay que estar atentos a lo que se dice y se hace delante de nuestros hijos, evitando el apoyo a conductas de maltrato y siendo claros al establecer límites acerca de lo que pueden hacer o no.

– Es importante educar en valores como el respeto, la responsabilidad y la perseverancia; promoviendo la autonomía, el desarrollo de la capacidad de resolver conflictos y evitando la sobreprotección.

– Hay que estar antentos a las necesidades de nuestros hijos y establecer canales de comunicación basados en la confianza, que les permitan hablar libremente de sus problemas y sentimientos.

– Debemos comprender que al abordar este problema se debe contar con el apoyo de la comunidad escolar y que en determinadas situaciones es necesario consultar con profesionales en psicología y pedagogía.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

TECNOLOGÍAS DE LA SALUD

VER MÁS

TRANSPORTE ECOLÓGICO

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesEl bullying o acoso escolar es un fenómeno sistemático en el que el niño sufre una agresión sostenida por parte de alguien que ostenta el poder, ya sea de forma directa, mediante golpes o insultos; relacional, al generar rumores o mentiras que llevan a que el niño sea excluído de un grupo de amigos […]

Calificacion.
 
Summary