USTED ESTÁ:

SALUD

COMPARTIR

BEBIDAS ENERGIZANTES: UNA TENDENCIA DE CONSUMO POCO SALUDABLE

6 enero 2016

Desde hace algunos años se ha puesto de moda tomar bebidas energizantes pues la publicidad de estos productos asegura que ofrecen varios beneficios, tales como: reducir la fatiga y el agotamiento, mejorar el rendimiento físico e intelectual, evitar el sueño, estimular la concentración, aumentar la energía e incluso mejorar el estado de ánimo y eliminar toxinas del cuerpo.

Actualmente son tan populares que muchos adultos, adolescentes y aun niños toman diariamente grandes cantidades de estas bebidas, lo cual puede ser perjudicial para la salud, ya que muchos de sus componentes no son completamente inocuos y algunos pueden generar adicción.

En general, todas las bebidas energizantes contienen ingredientes muy similares, que incluyen: cafeína (en grandes cantidades, usualmente 70 a 160 mg por 100 mililitro), aminoácidos como taurina y carnitina, diversas vitaminas (A, B2, B3, B6, B12, C), minerales (sodio, calcio, potasio, magnesio), distintos tipos de azúcares (glucosa, sucrosa, glucuronolactona) y extractos vegetales ricos en guaranina, teofilina, teobromina y otros compuestos estimulantes.

La cafeína, la teobromina y los demás estimulantes vegetales actúan en el sistema nervioso central eliminando transitoriamente (por una o dos horas) la sensación de cansancio o fatiga, a la vez que disminuyen el sueño, mejoran el estado de alerta y la concentración.

Sin embargo, la cafeína es una sustancia adictiva, más aún cuando se consume en grandes cantidades, porque el cerebro se habitúa a ella y una lata de cualquier bebida energizante tiene un contenido de cafeína equivalente a 6 tazas de café negro. En exceso la cafeína provoca aumento de la presión arterial y de la actividad del corazón (causa taquicardia o palpitaciones), insomnio, ansiedad y nerviosismo, estimula la producción de ácido en el estómago (lo que puede ocasionar gastritis y otros problemas digestivos).El alto contenido de azúcares también contribuye a la estimulación cerebral y a la mejoría del desempeño mental, pues las neuronas obtienen de los azúcares la energía que necesitan para funcionar adecuadamente. Sin embargo, todas las bebidas energizantes (incluso aquellas light o cero azúcares) en realidad contienen entre 20 y 30 gramos de carbohidratos totales por porción (la mayoría de ellos como glucuronolactona o sucrosa), que excede en 12% el total de carbohidratos que debe consumir un adulto cada día. Es decir, que esta bebidas engordan más que las gaseosas y es por eso que su consumo aumenta el riesgo de obesidad y diabetes; además, en los niños, estas grandes cantidades de carbohidratos pueden ocasionar hiperactividad, insomnio y caries dentales.

Por otra parte, tienen demasiadas vitaminas (sobre todo del grupo B); en promedio una lata aporta 20 a 50 mg de vitaminas del complejo B, lo que excede en 150% a 300% la cantidad máxima recomendada de estas vitaminas por día, de modo que si se consumen en grandes cantidades a mediano o largo plazo, puede afectar la función del hígado o bien ocasionar otros problemas de salud como diarrea, hormigueo y entumecimento de las extremidades.

Un efecto negativo muy preocupante es que estas bebidas, por su acción estimulante tienden a bloquear los efectos del alcohol y reducen la sensación de ebriedad, de tal manera que al mezclarlas con bebidas alcohólicas, hacen que las personas beban más y, por lo tanto, estén predispuestas a una intoxicación alcohólica grave.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

¿QUÉ DEBES SABER SOBRE EL LINFEDEMA?

VER MÁS

GLAUCOMA, QUÉ ES Y CÓMO TRATARLO

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesDesde hace algunos años se ha puesto de moda tomar bebidas energizantes pues la publicidad de estos productos asegura que ofrecen varios beneficios, tales como: reducir la fatiga y el agotamiento, mejorar el rendimiento físico e intelectual, evitar el sueño, estimular la concentración, aumentar la energía e incluso mejorar el estado de ánimo y […]

Calificacion.
 
Summary