USTED ESTÁ:

SALUD

COMPARTIR

ATENCIÓN AL CÁNCER DE PRÓSTATA

6 enero 2016

El cáncer de la próstata es uno de los tumores malignos más frecuentes en los hombres y constituye una de las 10 primeras causas de muerte por cáncer entre los varones en todo el mundo.

La degeneración maligna de las células que forman la próstata es un proceso estrechamente vinculado al envejecimiento y es por eso que estos tumores suelen empezar a desarrollarse a partir de los 50 años de edad. En la mayoría de ocasiones crecen muy despacio, casi no ocasionan síntomas ni se extienden a otras partes del cuerpo, por lo que en términos generales se considera que el cáncer de próstata es de baja malignidad.

Ello implica que muchos hombres con este tipo de cáncer alcanzan una edad avanzada sin que la enfermedad se manifieste (pasa inadvertida) e
incluso sin ningún tipo de tratamiento este cancer no les ocasiona la muerte y fallecen por otras enfermedades.

Sin embargo, a veces sigue un curso más agresivo, es decir que tiene un crecimiento rápido, provoca síntomas desde sus etapas iniciales, en poco tiempo afecta a otros órganos (hace metástasis) y puede ser mortal.

Los síntomas sugestivos del cáncer de próstata incluyen: dificultad para orinar, disminución de la fuerza y el calibre del chorro de orina, sangre en la orina o en el semen, hinchazón (edema) de las extremidades inferiores y dolor en la pelvis o en los huesos (sobre todo en las vértebras de la parte baja de la espalda).

Además de la edad mayor de 65 años, algunas condiciones pueden favorecer el desarrollo de tumores malignos en la próstata, en particular la herencia, o sea, el antecedente de cáncer prostático en otros hombres de la familia (padres, hermanos, tíos), el uso prolongado de hormonas sexuales masculinas (andrógenos), la obesidad y una alimentación con exceso de grasas desde la infancia.

El cáncer de próstata puede identificarse tempranamente mediante diversas exámenes, tales como el tacto rectal y la medición de antígeno prostático específico (prueba de PSA) en la sangre. De ellos, el más sensible y confiable es el tacto rectal, porque condiciones diferentes al cáncer, como una infección o la inflamación de la próstata (prostatitis) pueden inducir la producción de antígeno prostático.

En consecuencia, es importante la realización periódica del tacto rectal como parte del examen médico de rutina en todos los hombres mayores de 50 años o por lo menos 1 vez al año desde los 45 años en quienes tienen factores de riesgo para la enfermedad. Si se encuentra algún cambio sospechoso (como aumento de tamaño o consistencia dura de la próstata), el paso siguiente es realizar la prueba de PSA y, en caso necesario, realizar una ecografía de la próstata o tomar una pequeña muestra de tejido prostático (biopsia) para análisis de laboratorio.

Ahora bien, no todos los cánceres de la próstata requieren tratamiento, pues la necesidad y conveniencia del mismo depende de varios factores entre ellos: la agresividad del tumor, la edad y la expectativa de vida al momento del diagnóstico, así como los posibles efectos adversos del tratamiento y el estado general de salud.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

¿QUÉ ES EL ADN?

VER MÁS

VASECTOMÍA Y LIGADURA DE TROMPAS: VENTAJAS Y DESVENTAJAS

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesEl cáncer de la próstata es uno de los tumores malignos más frecuentes en los hombres y constituye una de las 10 primeras causas de muerte por cáncer entre los varones en todo el mundo. La degeneración maligna de las células que forman la próstata es un proceso estrechamente vinculado al envejecimiento y es […]

Calificacion.
 
Summary