USTED ESTÁ:

TENDENCIA

COMPARTIR

APRENDE A COMPRAR EL MORRAL ADECUADO PARA TU HIJO

2 febrero 2018

El peso y la estatura de tu pequeño son factores determinantes a la hora de elegir el morral que lo acompañará en su año escolar.

A la hora de escoger cómo y en qué va a cargar tu hijo sus útiles escolares o los objetos necesarios para una salida fuera de casa, es importante que tengas en cuenta ciertos consejos y así evitarás que se afecte la espalda, los hombros o el cuello de tu pequeño con un peso superior al que puede cargar o con una manera de llevar el morral que no es la adecuada.

Sigue las pautas a continuación, con las cuales cuidarás el cuerpo de tu hijo.

Vigila el peso. Probablemente, más que buscar un morral propio para cada edad, lo que debes hacer es conocer las normas generales para aplicarlas en tu caso y así decidir. La primera de estas normas es que nadie debe cargar más de 10 a 20 por ciento de su peso en un morral. Es decir, si un pequeño pesa 36 kilos, no debe llevar un peso total superior entre 3.6 y 7.2 kilos sobre su espalda. Así que si eliges un morral que desocupado ya es pesado, sabrás que tu hijo podrá cargar menos peso dentro de este.

Mide la estatura. El tamaño del morral para un niño nunca debe ser superior a la longitud de su espalda, así que pruébale el morral a tu hijo antes de comprarlo. Nuevamente, no es la edad la que te definirá el tamaño y el tipo de morral adecuado para tu hijo, serán su propio peso y estatura.

Que sea acolchado. Aquellos que protegen mejor son los que tienen acolchada la espalda y también las tiras que van sobre los hombros, así estas no se hunden y no maltratan.

Mejor con varios compartimientos internos. Un morral con varios espacios donde guardar ayuda a equilibrar mejor el peso para que quede distribuido en una forma más uniforme para todo el cuerpo. Con varios bolsillos te resultará más sencillo acomodar los objetos pesados y los livianos. También, a la hora de empacar, las cosas más pesadas deben ir más cerca de la espalda.

Revisa las correas. El morral ideal debe contar con correas de compresión ajustables a ambos lados, para que el niño pueda halarlas y así comprimir el equipaje y llevarlo más pegado a su espalda. Algunos morrales tienen correa en el pecho o en la cintura; ambas son muy buenas para aliviar la presión sobre esta.

Ojalá sea de dos tiras. Existen algunos morrales que son para portar sobre un solo hombro; estos son más indicados para un peso liviano. Lo ideal es que los niños lleven al colegio morrales de dos tiras y que realmente las usen, es decir, que no carguen el morral sobre uno solo de los hombros.

Tampoco debes olvidar empacar en la maleta de tu pequeño todo lo necesario para su día escolar, sin dejar a un lado una lonchera saludable que le brinde los nutrientes que requiere de acuerdo a su edad.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

CONSEJOS PARA UN BUEN USO DE LA TECNOLOGÍA EN LOS NIÑOS

VER MÁS

4 LIBROS DE SALUD QUE NO DEBES PERDERTE

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesEl peso y la estatura de tu pequeño son factores determinantes a la hora de elegir el morral que lo acompañará en su año escolar. A la hora de escoger cómo y en qué va a cargar tu hijo sus útiles escolares o los objetos necesarios para una salida fuera de casa, es importante […]

Calificacion.
 
Summary