USTED ESTÁ:

NUTRICIóN

Alimentacion saludable en el colegio

COMPARTIR

ALIMENTACIÓN SALUDABLE EN EL COLEGIO

23 abril 2013

La alimentación es uno de los factores más importantes en el proceso de crecimiento de un niño, especialmente durante la etapa escolar; por eso hay que seleccionar cuidadosamente la alimentación que reciben.


Primero: involucrar a los niños

Es importante que los niños se sientan partícipes de las decisiones relacionadas con su alimentación y por ello se recomienda que participen en la elección e incluso en la elaboración de los alimentos que van a llevar al colegio. Eso sí, los padres deben conservar su autoridad y hacer prevalecer el criterio de una alimentación sana, es decir, que no pueden dejar que los chicos escojan únicamente golosinas.

Así mismo, es aconsejable que los padres lleven a los niños al supermercado y al momento de hacer las compras, les pregunten qué les gustaría, cuáles son sus sabores y alimentos favoritos, qué tipo de colores les llaman la atención y cuál marca de producto prefieren (por ejemplo, del cereal). Además, deben enseñarles a los niños por qué algunos alimentos son mejores o más nutritivos que otros y por qué deben consumirlos, en lo posible de una manera creativa y llamativa.

Segundo: no todos los niños son iguales

Por eso, no todas los planes de alimentación deben ser los mismos y cada niño, de acuerdo con su edad y otros factores, tiene necesidades nutricionales particulares. Es recomendable que los padres consulten con el pediatra, para saber cuáles son los alimentos que por su contenido de nutrientes, vitaminas o elementos esenciales, son más apropiados y cuáles, por el contrario, es preciso disminuir o incluso evitar.

Tercero: ser creativos

Es importante estimular el consumo de frutas y vegetales, pues estos contienen grandes cantidades de vitaminas y otros nutrientes que los niños necesitan. Sin embargo, muchos niños rechazan las verduras y por eso es importante ser creativos al momento de preparar y presentar estos alimentos, para hacerlo de una manera tal que resulten llamativos y apetitosos. En este sentido, se aconseja jugar con combinaciones de sabores y colores, agregar salsas, aderezos o condimentos a las verduras para hacerlas más agradables al paladar de los niños y para las frutas, prepararlas en ensaladas, agregarles un poco de dulce o, sencillamente, preguntarles a los niños cuáles les gustan más e incluirlas frecuentemente en la lonchera.

Cuarto: ¡un rico sánduche!

A la mayoría de niños les encantan los sánduches pues a ellos les resultan divertidos de comer; por eso puedes aprovechar esta preferencia para prepararles sánduches saludables y nutritivos, por ejemplo, con pan artesanal o de centeno, legumbres, champiñones, carnes bajas en grasa y quesos (que son una excelente fuente de vitaminas B y D), u otras mezclas que sean del agrado de los niños y, a la vez, los alimenten.

Quinto: las harinas no son siempre el enemigo

En el supermercado hay una gran variedad de productos deliciosos y saludables para reemplazar a las golosinas, ricas harinas y azúcares refinadas, que tanto les gustan a los niños. Por ejemplo, las galletas y otros productos similares elaborados a base de avena, cereales, miel, nueces y harinas integrales (que aportan un mayor contenido de nutrientes).

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

TODO LO QUE TIENES QUE SABER DE LA CÚRCUMA

VER MÁS

SLOWFOOD: ADIÓS A LA COMIDA RÁPIDA

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesLa alimentación es uno de los factores más importantes en el proceso de crecimiento de un niño, especialmente durante la etapa escolar; por eso hay que seleccionar cuidadosamente la alimentación que reciben. Primero: involucrar a los niños Es importante que los niños se sientan partícipes de las decisiones relacionadas con su alimentación y por […]

Calificacion.
 
Summary