USTED ESTÁ:

NUTRICIóN

ALIMENTACIÓN PARA LAS PERSONAS CON TIPO DE SANGRE AB

COMPARTIR

ALIMENTACIÓN PARA LAS PERSONAS CON TIPO DE SANGRE AB

14 agosto 2014

De acuerdo con la teoría de la alimentación según el tipo de sangre, (establecida por los doctores D’Adamo, dos reconocidos nutriólogos estadounidenses), el grupo sanguíneo AB es el de más reciente aparición en la historia de la evolución humana y surgió a partir de la mezcla de tribus nómades de origen asiático (de sangre tipo B) con pobladores de Europa y el Medio Oriente (con predomino del grupo sanguíneo A), hecho que ocurrió entre los años 5 000 a 1 000 a.C. En consecuencia, combina las propiedades inmunológicas y la memoria ancestral de alimentación propias de estos dos grupos sanguíneos.


Ello implica que las personas del tipo AB tienen un aparato digestivo adaptado al consumo de dietas variadas y a la asimilación de los alimentos tanto de origen animal como vegetal; sin embargo, presentan una tolerancia limitada a las carnes rojas, a los frutos secos y a los alimentos muy cocidos o conservados (jamones o quesos madurados, embutidos como las salchichas o mortadela, carnes ahumadas y encurtidos).

Su sistema inmune es relativamente equilibrado, bastante adaptable y muy activo, lo que hace que, por una parte, tengan una baja tendencia a sufrir de enfermedades alérgicas (dermatitis, asma, alergia a los alimentos) o infecciones, pero por otra, los hace propensos a las enfermedades autoinmunes (aquellas en las cuales la respuesta de defensa del organismo es excesiva y puede dañar las células y tejidos propios).

Como su metabolismo conjuga características de los grupos A y B, con el paso de los años su capacidad para quemar calorías se hace más lenta y pueden aumentar de peso, sobre todo si su dieta habitual incluye alimentos con alto contenido de harinas y azúcares refinados.

Además, no toleran bien la actividad física muy intensa o esporádica y por lo tanto los ejercicios más apropiados para las personas del grupo AB son aquellos de intensidad moderada (aeróbicos) practicados con regularidad y, de preferencia, en combinación con actividades relajantes como el yoga, por ejemplo, para combatir el estrés.

Las recomendaciones de alimentación en las personas de tipo AB comprenden:

- Una dieta que incluya en igual proporción alimentos de origen animal (carnes, huevos, leche y sus derivados) y vegetal (frutas, legumbres, verduras y granos), junto con una moderada cantidad de harinas y azúcares.

- Aunque toleran todos los tipos de carnes (siempre y cuando no sean conservadas), asimilan mejor las de aves (pollo, pavo), los pescados y los mariscos, que las carnes rojas y de crustáceos (langosta, cangrejo, langostinos, camarones, jaibas), pudiendo consumir estas últimas con moderación.

- Para no subir de peso es conveniente limitar el consumo de frituras, pastas y otros productos a base de harina de trigo (pan blanco, galletas), granos (arroz, lenteja, garbanzos, fríjoles), tubérculos (papa, yuca) y azúcar refinada.

- Consumir con frecuencia frutas como cítricos (naranja, mandarina), piña, peras, manzanas, ciruelas, uvas, moras y fresas, pero solo ocasionalmente y con moderación banano, plátano, aguacate, aceitunas, mango o patilla, así como los frutos y semillas secos (maní, maíz, almendras, nueces, ajonjolí, etcétera).

- Es aconsejable que endulcen los alimentos con miel, azúcar morena o edulcorantes (endulzantes) vegetales.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

TODO LO QUE TIENES QUE SABER DE LA CÚRCUMA

VER MÁS

SLOWFOOD: ADIÓS A LA COMIDA RÁPIDA

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesDe acuerdo con la teoría de la alimentación según el tipo de sangre, (establecida por los doctores D’Adamo, dos reconocidos nutriólogos estadounidenses), el grupo sanguíneo AB es el de más reciente aparición en la historia de la evolución humana y surgió a partir de la mezcla de tribus nómades de origen asiático (de sangre […]

Calificacion.
 
Summary