USTED ESTÁ:

BIENESTAR

COMPARTIR

ADIÓS A LOS MALOS HÁBITOS QUE OCASIONAN ENFERMEDADES

23 abril 2015


En la actualidad, según un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) las principales enfermedades responsables de la mayoría de muertes prematuras (antes de los 70 años) en todo el mundo son la hipertensión arterial, la diabetes, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), los trastornos cardiovasculares (enfermedad coronaria y trombosis cerebral y ciertos tipos de cáncer (entre ellos el de pulmón, de vesícula biliar, de páncreas y de colon y recto).

Así, de acuerdo con la OMS, tan solo en 2012 fallecieron 7,4 millones de personas debido a enfermedad coronaria (incluyendo el infarto cardiaco), 6,7 millones por accidentes cerebrovasculares (trombosis cerebral), 3,1 millones por EPOC y 1,6 millones a consecuencia de cánceres de pulmón, tráquea y bronquios, mientras que tanto la diabetes como la hipertensión arterial causaron, cada una, 1,5 millones de muertes.

Ahora bien, como todas estas enfermedades están relacionadas estrechamente con hábitos de vida poco o nada saludables, pueden prevenirse en gran medida mediante cambios saludables en el estilo de vida.

En este sentido, los cambios más importantes y que, además, contribuyen decididamente a mejorar el estado general de salud y bienestar comprenden:

Consumir una alimentación saludable, variada y nutritiva, que incluya una buena cantidad de frutas, verduras y hortalizas, carnes magras (por ejemplo, ternera, pollo, pavo), pescados y mariscos, cereales integrales, nueces y lácteos bajos en grasa.

Disminuir el consumo de grasas saturadas (de origen animal, como la manteca o la mantequilla) y sobre todo de las llamadas grasas trans (grasas insaturadas e hidrogenadas presentes en los alimentos procesados), así como de harinas refinadas y azúcares. La cuestión es que estos alimentos aportan demasiadas calorías y ello lleva al desarrollo de sobrepeso y obesidad, predisponiendo a la diabetes, al aumento del colesterol en la sangre (hipercolesterolemia) y a las enfermedades cardiovasculares.

Una medida muy efectiva para reducir la cantidad de azúcares es evitar el consumo de bebidas dulces (gaseosas, refrescos, néctares de frutas).

Como las comidas rápidas (pizza, hamburguesas, papas fritas, empanadas, buñuelos, perros calientes, etcétera) son altamente procesadas y tienen grandes cantidades de harinas y grasas trans, deben evitarse o solo consumirlas de manera esporádica.

Reducir la cantidad de sal empleada para preparar los alimentos y, en lo posible reemplazarla por sal baja en sodio u otros condimentos (como albahaca, romero, orégano, laurel), puesto que el exceso de sal favorece el desarrollo de la hipertensión arterial.

Es importante mantener un peso corporal adecuado; una manera sencilla de saber cómo está tu peso es calcular el índice de masa corporal (IMC) dividiendo el peso (en kilos) por la estatura (en metros) al cuadrado (kg/m2). El IMC óptimo está entre 18,5 y 24,9.

Practicar actividades físicas con regularidad. El ejercicio (caminar, trotar, nadar, correr, etc) es un componente clave de la buena salud, pero lo importante es hacerlo regularmente, o por lo menos de tres a cinco días por semana, durante 30 a 45 minutos.

No fumar. El consumo de cigarrillo (tabaquismo) es la principal causa de ciertos cánceres (de pulmón, de tráquea y bronquios) y de EPOC, a la vez que predispone a las enfermedades cardiovasculares, no solo entre los fumadores sino en quienes conviven con ellos (fumadores pasivos).

Reducir sustancialmente el consumo de bebidas alcohólicas.

Aprender a controlar el estrés, adquiriendo una actitud más tranquila y relajada; para ello también es conveniente dedicar tiempo al descanso y a las actividades recreativas.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

EJERCICIOS DE KEGEL: ALIVIO PARA LA INCONTINENCIA

VER MÁS

¿QUÉ PUEDES HACER PARA DORMIR BIEN?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votes En la actualidad, según un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) las principales enfermedades responsables de la mayoría de muertes prematuras (antes de los 70 años) en todo el mundo son la hipertensión arterial, la diabetes, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), los trastornos cardiovasculares (enfermedad coronaria y trombosis cerebral […]

Calificacion.
 
Summary