USTED ESTÁ:

BIENESTAR

COMPARTIR

¡ES MOMENTO DE VOLVER AL TRABAJO CON OPTIMISMO!

7 enero 2016

Por supuesto que las vacaciones son absolutamente necesarias para tomar un respiro del trabajo o el estudio, pero a veces tanto descanso resulta tedioso y así como algunas personas experimentan el denominado síndrome depresivo posvacacional, muchas otras esperan con ansia el momento de retomar las actividades laborales, sin que ello implique que sean adictos a ellas.

Al fin y al cabo uno de los objetivos de las vacaciones es romper con las rutinas, reducir el estrés, descansar, dedicarse a actividades lúdicas, deportivas o sencillamente al ocio, y así llenarse de energía y de optimismo para establecer nuevas metas de crecimiento en el plano laboral o en la formación profesional

De hecho, los últimos días de vacaciones son la mejor época para reflexionar acerca de las prioridades personales en la búsqueda constante de satisfacción y crecimiento personal, las perspectivas de vida en todos los ámbitos y, por supuesto, desintoxicarse no sólo física sino mentalmente, para reasumir las actividades cotidianas con entusiasmo y motivación.

Al respecto, vale la pena recordar algunas cosas acerca del trabajo, cualquiera que este sea, que a menudo se dan.

El trabajo es tanto una experiencia vital como una herramienta de bienestar; es de gran importancia para el desarrollo y crecimiento personal, a la vez que constituye uno de los espacios que más oportunidades ofrece para la autorrealización como individuos, así como para el reconocimiento de los talentos y habilidades de cada quien; el trabajo, al generar continuos retos que superar, oportunidades y circunstancias que ponen a prueba las destrezas innatas o adquiridas de cada persona, es también una fuente de gratificaciones (no sólo monetarias) que contribuyen sustancialmente a la autoestima, entre otras cosas porque permite consolidar tanto la posición que cada uno ocupa dentro de la sociedad, como el valor de los aportes individuales al bienestar colectivo.

En consecuencia, reintegrarse al trabajo, no sólo rompe con el tedio que, a menudo, se presenta durante las vacaciones y que se manifiesta muchas veces por frases como: “no tengo nada pendiente para hoy”, “¿qué me pongo a hacer?,” “estoy aburrido (a)”, sino que brinda un sinnúmero de nuevas posibilidades y oportunidades, tales como:

Poner en práctica actitudes o ideas para mejorar el desempeño laboral y el aprovechamiento del tiempo en las horas de oficina, para no llevarse trabajo a casa.

Desarrollar nuevas actividades para fomentar el crecimiento personal en el trabajo y así consolidar las metas y perspectivas laborales.
Generar nuevos motivos de satisfacción en el trabajo, evitar la rutina y, en su lugar, desarrollar actitudes creativas, por ejemplo, probando formas diferentes de hacer las cosas de costumbre, pues la creatividad es uno de los factores que más promueve la satisfacción en el trabajo.

Contribuir decididamente a mejorar el ambiente laboral, fomentando las buenas relaciones interpersonales, la colaboración y la cooperación con los compañeros de trabajo.

Elaborar una lista personal de este estilo es una buena estrategia para asumir una actitud proactiva, ampliar las expectativas laborales más allá de las cuestiones económicas, elaborar planes de prioridades y volver al trabajo lleno de motivación.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

EJERCICIOS DE KEGEL: ALIVIO PARA LA INCONTINENCIA

VER MÁS

¿QUÉ PUEDES HACER PARA DORMIR BIEN?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesPor supuesto que las vacaciones son absolutamente necesarias para tomar un respiro del trabajo o el estudio, pero a veces tanto descanso resulta tedioso y así como algunas personas experimentan el denominado síndrome depresivo posvacacional, muchas otras esperan con ansia el momento de retomar las actividades laborales, sin que ello implique que sean adictos […]

Calificacion.
 
Summary