USTED ESTÁ:

SALUD

SUDORACIÓN EXCESIVA: UN PROBLEMA BASTANTE COMÚN

COMPARTIR

SUDORACIÓN EXCESIVA: UN PROBLEMA BASTANTE COMÚN

9 diciembre 2014

Sudar es un proceso natural que ayuda a controlar la temperatura corporal y a eliminar sustancias tóxicas del organismo, pero algunas personas sufren de sudoración excesiva (condición denominada en medicina hiperhidrosis), especialmente en las axilas, donde a menudo esta se acompaña de mal olor.

Aunque la sudoración excesiva es más evidente en la zona de las axilas, también se presenta en otras partes del cuerpo, como la cara, el pecho, la espalda, las palmas de las manos y las plantas de los pies. Es importante tener en cuenta que ciertas condiciones, como las altas temperaturas ambientales, el estrés emocional o la actividad física hacen que normalmente aumente la producción de sudor.

Sin embargo, las personas con sudoración excesiva no solo sudan más que los demás en tales circunstancias, sino que muchas veces, lo hacen de manera espontánea, es decir en ausencia de estas, e incluso cuando están tranquilas y descansando. Si bien la hiperhidrosis puede deberse a varios trastornos físicos y ciertas enfermedades, en la mayoría de ocasiones no es posible identificar ninguno de ellos, es decir que se trata de una hiperhidrosis primaria, la cual suele ser una condición hereditaria, que afecta a 2 de cada 10 adultos.


Por otra parte es preciso hacer la distinción entre la sudoración excesiva y el aumento normal de la producción de sudor que ocurre durante la adolescencia. Lo que ocurre es que en la adolescencia, las hormonas sexuales (estrógenos y testosterona) estimulan a las glándulas sudoríparas de todo el cuerpo, haciendo que estas aumenten de tamaño y comiencen a producir mayores cantidades de sudor.

La sudoración excesiva no ocasiona efectos físicos negativos pero como resulta muy molesta, incómoda y a menudo inmanejable, ya que los desodorantes o anti transpirantes comunes no sirven de nada, tiene un impacto psicológico notable en las personas afectadas al punto que llega a afectar la autoestima e interferir con sus actividades sociales y laborales.

¿Qué se puede hacer para evitar la sudoración excesiva?

El uso de desodorantes anti transpirantes medicados, que contienen hidróxido de magnesio e hidróxido de aluminio, reduce la sudoración en la mayoría de las personas pero en algunas sus efectos positivos son transitorios, es decir que después de un tiempo variable de uso continuado, dejan de ser efectivos.

Actualmente están disponibles distintos tratamientos y procedimientos médicos con efectos más prolongados (e incluso permanentes), tales como la iontoforesis (bloqueo de la actividad de las glándulas sudoríparas mediante la a aplicación de una corriente eléctrica guiada), la eliminación de las glándulas sudoríparas por succión o resección subdérmica y la infiltración de toxina botulínica (Botox).

Es importante que toda persona con sudoración excesiva consulte al médico o preferiblemente al dermatólogo, para descartar cualquier posible enfermedad subyacente responsable del problema y en caso de hiperhidrosis primaria decidir cuál es la opción de tratamiento más adecuada.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

TECNOLOGÍAS PARA HACER EJERCICIO

VER MÁS

GUÍA DE HÁBITOS SALUDABLES PARA EL NUEVO AÑO

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesSudar es un proceso natural que ayuda a controlar la temperatura corporal y a eliminar sustancias tóxicas del organismo, pero algunas personas sufren de sudoración excesiva (condición denominada en medicina hiperhidrosis), especialmente en las axilas, donde a menudo esta se acompaña de mal olor. Aunque la sudoración excesiva es más evidente en la zona […]

Calificacion.
 
Summary