USTED ESTÁ:

BIENESTAR

COMPARTIR

¿POR QUÉ A LAS MUJERES LES CUESTA ADELGAZAR?

7 enero 2016

En la actualidad, el sobrepeso y la obesidad afectan a millones de personas en todo el mundo y predisponen al desarrollo de varias enfermedades graves, entre ellas la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial, el infarto cardiaco, la trombosis cerebral y ciertos tipos de cáncer.

En consecuencia tener un peso corporal adecuado o adelgazar (en caso de sobrepeso u obesidad) no sólo es una cuestión estética sino que confiere grandes beneficios para la salud y el bienestar. Para ello, lo mejor es consumir una dieta balanceada y saludable, y hacer ejercicio con regularidad.

Ahora bien, aunque muchas mujeres cuidan su alimentación y se ejercitan regularmente no logran mantenerse delgadas, suben de peso con facilidad y les cuesta mucho trabajo adelgazar, mientras que la mayoría de los hombres logran todo esto más fácilmente y sin tanto esfuerzo.

La razón de todo ello está básicamente en los efectos naturales de las hormonas sexuales femeninas (en particular, los estrógenos).Los estrógenos actúan en prácticamente todos los órganos del cuerpo y la mayoría de sus efectos pueden considerarse muy positivos, ya que mantienen la piel suave y tersa, disminuyen la producción de grasa en la piel (evitando o disminuyendo el acné), ayudan a darle firmeza a los huesos y protegen el corazón y las arterias, entre otros.

Sin embargo, también intervienen en los procesos que determinan la manera en que el cuerpo quema las calorías obtenidas de alimentos, así como en el apetito, las sensaciones placenteras derivadas de comer y la acumulación, en forma de grasas (que se depositan en el tejido adiposo) de las calorías que no son necesarias para mantener las funciones del organismo. Tales efectos, en conjunto, no son favorables cuando se trata de mantener el peso corporal o adelgazar.

Así, los estrógenos disminuyen la actividad de la hormona tiroidea, encargada de activar el metabolismo y, sobre todo, el gasto (quema) de calorías; por lo tanto, con respecto a los hombres, las mujeres tienen una actividad metabólica más lenta y queman diariamente menos calorías, incluso si hacen la misma cantidad de ejercicio, de modo que en ellas sobran más calorías que se transforman en grasas y se acumulan en el tejido adiposo.

Los estrógenos estimulan más la formación de otros tejidos (entre ellos tejido adiposo) que de músculo, por lo que las mujeres tienen menos masa muscular (masa magra) que los hombres y proporcionalmente más masa grasa.

Además, cuando se trata de utilizar (quemar) las calorías, los estrógenos hacen que una menor cantidad de calorías se gaste en la contracción de los músculos y promueven la conservación de estas calorías, como una reserva, que el cuerpo guarda en forma de tejido adiposo. El sentido de esto es contar con una suficiente cantidad de reservas energéticas para asegurar la adecuada nutrición del bebé en caso de un posible embarazo y después del parto, para la producción de leche.

En el cerebro, los estrógenos estimulan el apetito (sobre todo cuando disminuye el aporte de calorías con la alimentación, como ocurre al hacer dieta) y hacen que ciertas células cerebrales produzcan mayores cantidades de algunas hormonas que, no solo favorecen que el tejido adiposo capture y retenga las grasas, sino que generan una mayor sensación de gratificación al comer alimentos con alto contenido de calorías (como los carbohidratos, que incluyen los dulces y las harinas).

Por otra parte, ciertas hormonas cerebrales y del tejido adiposo cuya producción se ve favorecida por los estrógenos, provocan que después de perder peso, el organismo tienda a recuperar las reservas de grasa perdidas e incluso a acumular más grasas. Es por eso que, como ocurre con frecuencia, después de adelgazar varios kilos, las mujeres recuperan con rapidez los kilos perdidos y tienden a subir algunos kilos extra.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

CONSEJOS PARA RENOVARTE EMOCIONALMENTE

VER MÁS

3 ACCIONES PARA TERMINAR BIEN EL AÑO

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesEn la actualidad, el sobrepeso y la obesidad afectan a millones de personas en todo el mundo y predisponen al desarrollo de varias enfermedades graves, entre ellas la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial, el infarto cardiaco, la trombosis cerebral y ciertos tipos de cáncer. En consecuencia tener un peso corporal adecuado o adelgazar […]

Calificacion.
 
Summary