USTED ESTÁ:

BIENESTAR

COMPARTIR

LOS ANTIBIÓTICOS Y SUS MITOS

30 noviembre 2016

Diariamente puedes escuchar muchas cosas acerca de los antibióticos, pero ¿cuánto de aquello es verdad? Comencemos con lo básico, sabías que las infecciones que atacan tu cuerpo pueden ser causadas por bacterias, virus, hongos o incluso parásitos…, pero más allá de esto, sabías que los antibióticos solo atacan a las bacterias. Entonces, no toda fiebre o malestar que sientas va a ser curada con antibióticos. Por eso, acá te presentamos una guía con los mitos más comunes para que resuelvas tus dudas.
Mitos de los antibióticos
⦁    El antibiótico quita la fiebre: FALSO. Muchas de las enfermedades son causadas por virus, los cuales son resistentes a los antibióticos. De esta forma, si tienes un resfriado, no va a ser de utilidad tomarlos, ya que estos atacan a las bacterias, no a los virus. Lo que suele ocurrir es que a veces la fiebre se da por una infección bacteriana y al tomar antibióticos se acaba la infección y por ende la fiebre desaparece.
⦁    Tomar antibióticos produce cansancio: FALSO. Cuando tomas antibióticos sueles sentirte cansado y sin apetito, pero la culpa no la tienen los antibióticos, sino los gérmenes que te han enfermado.
⦁    Los antibióticos bajan las defensas: FALSO. Los antibióticos no bajan las defensas, lo que ocurre es que cuando tienes una infección, tu sistema inmunológico se ve afectado. Si la infección es viral, tus defensas disminuyen, y si es bacteriana, aumentan. En el caso de las infecciones bacterianas, que es cuando usas los antibióticos, después del tratamiento, las defensas vuelven a su valor normal, lo que te puede dar una percepción de que bajan, ya que estabas atravesando un periodo donde las tenías más altas de lo normal.
⦁    "Los antibióticos inyectados son más eficaces": FALSO. Esta es una creencia muy popular, pero falsa. La eficacia no depende de la vía por la cual se suministre. Hoy en día, tanto los antibióticos orales como los inyectables tienen la misma eficacia, lo que ocurre es que si tienes dolor de garganta o algún inconveniente para ingerir, por ejemplo, vomito, se prefiere el inyectable.
⦁    El alcohol reduce el efecto de un antibiótico: FALSO. No se ha demostrado que la ingesta de alcohol reduzca el efecto de los antibióticos. Lo que sí es cierto, es que algunos antibióticos como las cefalosporinas y el metronidazol no se deben mezclar con alcohol, puesto que se inhibe el metabolismo del alcohol, permaneciendo por más tiempo en el cuerpo con mayor efecto secundario (el peor guayabo de la vida). Lo mejor siempre será ser moderado con el consumo de alcohol.
Guía para una ingesta segura de antibióticos
capturaantibio
Los riesgos de la automedicación
Según la OMS, al tomar antibióticos de manera irresponsable el cuerpo va perdiendo su capacidad para combatir infecciones y hace que las bacterias se vuelvan resistentes a los antibióticos, haciendo como consecuencia que se reduzcan el número de antibióticos efectivos. Esta situación resulta muy preocupante teniendo que cuenta que no se han descubierto nuevos antibióticos desde hace 25 años.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

CONSEJOS PARA RENOVARTE EMOCIONALMENTE

VER MÁS

3 ACCIONES PARA TERMINAR BIEN EL AÑO

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesDiariamente puedes escuchar muchas cosas acerca de los antibióticos, pero ¿cuánto de aquello es verdad? Comencemos con lo básico, sabías que las infecciones que atacan tu cuerpo pueden ser causadas por bacterias, virus, hongos o incluso parásitos…, pero más allá de esto, sabías que los antibióticos solo atacan a las bacterias. Entonces, no toda […]

Calificacion.
 
Summary