USTED ESTÁ:

BIENESTAR

COMPARTIR

HERRAMIENTAS PARA EL ACOMPAÑAMIENTO DE UNA DEPRESIÓN

23 octubre 2018

Cómo apoyar a alguien que sufre de depresión

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es una enfermedad bastante frecuente en todo el mundo y que afecta a más de 300 millones de personas. Según los estudios realizados, la OMS estima que para el año 2020 la depresión será la segunda causa de incapacidad a nivel mundial. Por esta razón, se vuelve indispensable que conozcamos esta condición y así estar preparados para apoyar, de la mejor manera posible, a las personas que la padecen.

Generalidades

La depresión es considerada una enfermedad o un trastorno mental diferente a los cambios del estado de ánimo que ocurren en la vida cotidiana. Para considerarse un episodio depresivo deben estar presentes criterios como una duración de más de 2 semanas de estado de ánimo depresivo, alteraciones de sueño y apetito, baja autoestima, desesperanza, ansiedad, entre otros. La depresión puede ser leve, moderada o grave dependiendo del número e intensidad de los síntomas y su impacto sobre diversas áreas de la vida: familiar, laboral, interpersonal, etc.



¿Qué hacer?

Contactar a un experto para asesorarnos manteniendo una actitud de apertura y comprensión. Las personas con depresión suelen sentir que nadie las entiende y por eso suelen aislarse en su sufrimiento. No las culpemos de su condición y hagámoslas sentir que estamos ahí para ellas. Crea espacios y oportunidades para que expresen lo que sienten y al hacerlo, identifica si algunos criterios mencionados antes están presentes. En especial, identifica si hay algún evento desencadenante y si cuentan con una red de apoyo de familiares, amigos y personas de confianza que conozcan su estado. Motívalas y ayúdales a establecer esta red de apoyo con familiares, amigos y los especialistas médicos adecuados.

Comprender los tipos de depresión es de gran utilidad:

Aunque los síntomas de la depresión aparecen en todos los tipos mencionados a continuación, la causa de los mismos al igual que la intensidad de los mismos dependiendo del caso. Los síntomas más claros de una depresión serían: Estado de marcada tristeza permanente, disminución del interés o placer en actividades, aumento o disminución marcada del apetito, Insomnio o hipersomnia, fatiga o poca energía, Sentimientos de inutilidad o culpa, falta de concentración, pensamientos recurrentes sobre la muerte.  Dichos síntomas deben estar presentes más de 2 semanas (DSM-5).

1) Depresión endógena: tiene causas más que todo biológicas y por ello su abordaje deber ser principalmente psiquiátrico. Su causa es por ejemplo algún tumor en el cerebro o algún mal funcionamiento de la fisiología orgánica de nuestro cuerpo: Hormonas, glándulas, traumatismos etc.

2) Depresión neurótica: Se ajusta a los criterios del DSM-5 (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders o Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales) y su causa no es biológica ni por consumo de sustancias. Frente a esta, la psicoterapia se convierte en el camino a seguir. Busca un centro especializado o contacta a algún profesional de la salud que pueda brindarte guía de a dónde acudir.

3) Depresión Reactiva: Aparece como una reacción frente a alguna situación vital o una transición relevante como la muerte de un familiar. Acompaña a la persona a atravesar esta experiencia encontrando significados diferentes, oportunidades de crecimiento y en especial, ayúdale a reconocer que tiene lo necesario para superar esta situación.

4) Depresión Noógena: Este tipo aparece frente a un despropósito en la vida, un sin sentido que puede desencadenar síntomas depresivos. Puedes ayudarla a reconectarse con actividades y personas que disfrute mientras intentan encontrar un sentido de vida. La psicoterapia es una buena opción.

Nunca acudas a la automedicación sino pide asesoría de un especialista antes de intentar utilizar fármacos. Las drogas ilegales o legales como el alcohol tampoco son en última ni un alivio ni una solución y pueden generar efectos negativos en un estado depresivo. El aislamiento puede ayudarte a calmar pero no te quedes ahí. Intenta conectarte con otras personas y activar tu cuerpo. El ejercicio suele tener un impacto positivo mejorando nuestro estado de ánimo, inténtalo.

En términos generales, la psicoeducación es una muy buena herramienta. Ayúdale a conocer sobre su condición, esto le dará sentido de agencia y lo motivará a buscar ayuda. Mantén una actitud paciente y respetuosa sin culpar a la persona y procura entender lo que está viviendo desde su propio punto de vista. Permite que ella te explique lo que siente, eso te dará una base más sólida para ayudarla. Procura también que haga actividad física y que regule lo máximo posible sus ciclos de sueño y alimentación. Los tratamientos combinados suelen tener mayor efectividad uniendo psiquiatría y psicología.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

5 EJERCICIOS QUE MEJORARÁN EL DESARROLLO PSICOMOTOR DE TU HIJO

VER MÁS

EJERCICIOS QUE TE AYUDARÁN A PREVENIR EL ALZHEIMER

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

VIDEOS DESTACADOS

EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN

SMOOTHIE DE FRUTOS ROJOS

0 votesCómo apoyar a alguien que sufre de depresión Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es una enfermedad bastante frecuente en todo el mundo y que afecta a más de 300 millones de personas. Según los estudios realizados, la OMS estima que para el año 2020 la depresión será la segunda […]

Calificacion.
 
Summary