USTED ESTÁ:

BIENESTAR

COMPARTIR

EXFOLIANTES NATURALES PARA LUCIR UNA HERMOSA PIEL DEL ROSTRO

30 junio 2015

A diferencia de la piel de otras partes del cuerpo, la piel del rostro es más delgada, tiende a perder agua con mayor facilidad y durante toda la vida está permanentemente expuesta al sol, al viento y a la contaminación ambiental; todo esto hace que sea particularmente sensible y delicada, por lo que requiere de cuidados especiales.

Ahora bien, como el proceso natural de recambio de las células que conforman las distintas capas de la piel es más acentuado en el rostro que en otras partes del cuerpo, pues toma alrededor de 20 días mientras que en las manos, la espalda o el pecho, por ejemplo, dura de 28 a 35 días, ello hace que en la superficie del rostro se acumule una mayor cantidad de células muertas (descamadas) dándole al cutis una apariencia opaca y áspera, a la vez que favorece la obstrucción de los poros, con la subsiguiente aparición de espinillas y barros.

Es por eso que además de la limpieza y la hidratación diarias, un elemento muy importante del cuidado de la piel del rostro es la eliminación de las células muertas que se acumulan en la superficie del cutis, mediante la exfoliación.

Al eliminar la capa de células muertas y las impurezas acumuladas, la exfoliación no solo restaura el brillo y la textura suave de la piel del rostro, sino que la rejuvenece al mejorar el proceso de recambio celular y la capacidad de las células de la epidermis (la capa cutánea más superficial) para retener agua y factores hidratantes (como ceramidas, ácido hialurónico y glicerol).

Sin embargo, dermatólogos y médicos especialistas en medicina estética o cosmética advierten que exfoliar la piel del rostro con demasiada frecuencia, especialmente con productos que hacen una exfoliación profunda, puede tener efectos contraproducentes, ya que irrita el cutis y debilita (e incluso puede destruir) la barrera cutánea protectora que recubre la piel, compuesta entre otros elementos por los ya mencionados factores hidratantes, varios aceites naturales y ácido láctico.


La frecuencia más adecuada para exfoliar el rostro depende del tipo de piel ya sea normal, seca, grasa o mixta, pues cada una tiene propiedades y características particulares. La piel normal pueden exfoliarse cada 15 días, mientras que como la piel seca tiende a acumular gran cantidad de células muertas, los expertos recomiendan una exfoliación cada semana; por su parte, la piel grasa o mixta requiere de exfoliaciones más frecuentes, es decir, 2 veces por semana.

Más aún, los productos cosméticos disponibles para la exfoliación (cremas, lociones, geles, etcétera) contienen distintos agentes exfoliantes (químicos, enzimáticos o microgránulos) y otros componentes que varían según el tipo de piel; así, los diseñados para pieles secas contienen exfoliantes químicos y compuestos humectantes e hidratantes grasos, en tanto que aquellos para pieles grasas están compuestos de exfoliantes enzimáticos suaves (ácidos frutales) y humectantes acuosos (lecitina, ácido glicólico, ácido hialurónico).

Por el contrario, la mayoría de exfoliantes naturales son apropiados para todos los tipos de piel; estos incluyen, entre otros: la papaya, el azúcar, la avena, la zanahoria, el tomate, las fresas, el pepino, el jugo de limón, y la sal marina. Al prepararlos como mascarilla exfoliante casera es conveniente combinarlos con otros productos naturales con propiedades humectantes e hidratantes, como el yogur, la miel o el aceite de oliva.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

CONSEJOS PARA RENOVARTE EMOCIONALMENTE

VER MÁS

3 ACCIONES PARA TERMINAR BIEN EL AÑO

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesA diferencia de la piel de otras partes del cuerpo, la piel del rostro es más delgada, tiende a perder agua con mayor facilidad y durante toda la vida está permanentemente expuesta al sol, al viento y a la contaminación ambiental; todo esto hace que sea particularmente sensible y delicada, por lo que requiere […]

Calificacion.
 
Summary