USTED ESTÁ:

SALUD

COMPARTIR

EL ESTREÑIMIENTO: UN PROBLEMA BASTANTE COMÚN

2 marzo 2015

Como la frecuencia para defecar varía ampliamente entre los individuos, desde un par de veces al día hasta tres veces por semana, y no es constante durante toda la vida, ya que a menudo cambia según el tipo de alimentación, no es fácil establecer si una persona sufre de estreñimiento.

En general, aunque desde la perspectiva médica se considera óptima una frecuencia para eliminar las heces de una vez al día, durante la vida adulta, para definir la presencia de estreñimiento hay que tener en cuenta no solo que haya una evacuación intestinal infrecuente (es decir, menos de 3 veces por semana) sino otras características o síntomas asociados, tales como:

- La necesidad de hacer una fuerza excesiva para defecar.

- La expulsión de heces duras, pequeñas, secas y escasas.

- La presencia frecuente y periódica de distensión del abdomen.

- La eliminación excesiva de gases por el recto (flatulencia).

- La presencia de malestar o dolor en el abdomen, varias veces al mes.

- Una sensación de evacuación incompleta, después de defecar, en la mayoría de ocasiones.

- El hecho de permanecer largo tiempo sentado en la tasa del baño (más de 20 minutos) antes de expulsar las heces, la mayoría de la veces.

Si bien el estreñimiento puede obedecer a numerosas causas, la más frecuente son los hábitos inadecuados de alimentación e hidratación, es decir, tomar una cantidad insuficiente de agua todos los días (menos de 6 vasos diarios) y comer usualmente una escasa cantidad de verduras, legumbres y frutas, junto con el consumo excesivo de carnes y alimentos procesados.

Otras causas de estreñimiento, son:

- El hipotiroidismo (producción deficiente de hormonas en la glándula tiroides).

- Algunas enfermedades del sistema digestivo, como el colon irritable y el cáncer de colon.

- Ciertas enfermedades del sistema nervioso que afectan los nervios del colon y el recto.

- El uso frecuente o cotidiano de medicamentos que hacen más lento el tránsito intestinal, como: suplementos de hierro, antiácidos, analgésicos opiáceos, así como algunos antihipertensivos, antidepresivos y antiinflamatorios no esteroideos.

- El uso habitual de laxantes irritantes, para inducir la defecación, porque después de usarlos por algún tiempo estos medicamentos en lugar de facilitar la evacuación hacen más lento el movimiento de los intestinos.

Además, algunas condiciones pueden predisponer al desarrollo de estreñimiento, entre ellas el embarazo, la edad (el estreñimiento es más frecuente en las personas mayores de 70 años), el consumo excesivo de bebidas alcohólicas o con cafeína (café, te, ciertas bebidas gaseosas o energizantes) y la falta de actividad física regular (sedentarismo).

El estreñimiento es una condición persistente y puede ocasionar varias complicaciones de cuidado, como la impactación de las heces en el recto y la ruptura del intestino, por lo que es fundamental acudir al médico para recibir el tratamiento más adecuado. Además, la valoración médica resulta esencial para identificar posibles causas graves del estreñimiento, como el cáncer de colon, por ejemplo.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

TECNOLOGÍAS PARA HACER EJERCICIO

VER MÁS

GUÍA DE HÁBITOS SALUDABLES PARA EL NUEVO AÑO

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesComo la frecuencia para defecar varía ampliamente entre los individuos, desde un par de veces al día hasta tres veces por semana, y no es constante durante toda la vida, ya que a menudo cambia según el tipo de alimentación, no es fácil establecer si una persona sufre de estreñimiento. En general, aunque desde […]

Calificacion.
 
Summary