USTED ESTÁ:

SALUD

COMPARTIR

DIABETES PARA PRINCIPIANTES

15 julio 2016

El ser humano necesita fuentes de energía que provienen de los alimentos, especialmente aquellos que contienen carbohidratos como el azúcar. Cuando éramos cazadores la mayor parte de la energía se utilizaba, sin dejar una cantidad importante para depositarse como tejido graso. Ahora, al tener una vida más sedentaria, urbana, con facilidades tecnológicas al alcance de todos y sin grandes demandas de esfuerzos físicos, nuestros patrones de consumo y gasto energético han variado.

El azúcar y la diabetes

Cuando ingerimos carbohidratos, el cuerpo tiene la capacidad de romperlos en cadenas pequeñas de azucares simples, como la glucosa. La insulina, sustancia producida por el páncreas, actúa como el pasaporte de la glucosa ingerida hacia los tejidos (como el músculo o el cerebro), los cuales la requieren para su funcionamiento normal.

Cuando esto no ocurre, la glucosa se queda en la sangre y puede lesionar los vasos sanguíneos, los nervios, la retina, el corazón y el riñón, considerados los órganos objetivo de las complicaciones de la diabetes, enfermedad crónica ocasionada por la falta de control de la glucemia (aumento de glucosa en la sangre).

La Organización Mundial de la Salud, en su informe del día mundial de la salud 2016, publicado en su página institucional, considera a la diabetes como una epidemia que afecta todas las edades, con cerca de 347 millones de personas diagnosticadas en el mundo y más de un millón y medio de muertes al año por su causa. Además, la aparición de la diabetes ha sido asociada con el sobrepeso, la obesidad y la inactividad física.

¿Existen diferentes tipos de diabetes?

Se han identificado tres tipos:

- La tipo I: Puede manifestarse a diferentes edades aunque es más frecuente en niños, adolescentes y adultos jóvenes. Este tipo consiste en no producir suficiente insulina.

- La tipo II: se presenta en personas mayores (aunque recientemente cada vez más gente joven tiene este tipo) y ocurre porque los tejidos presentan resistencia a la insulina o no se produce suficiente, lo que impide el paso de la glucosa a los tejidos que la necesitan.

- La gestacional: se presenta durante el embarazo y puede afectar al bebé y la madre.

¿Puedo tener diabetes?

Al comienzo, la diabetes puede tener síntomas inespecíficos por lo que detectarla es difícil y por ello cuando se descubre, ya ha causado daño en los principales órganos.

La diabetes se diagnostica con la prueba de glucemia en la sangre, la cual se toma generalmente en ayunas y tiene unos valores de referencia. Sin embargo, puedes estar alerta si tienes familiares diagnosticados con diabetes, sufres de sobrepeso, fumas o eres sedentario.

Tradicionalmente se han descrito cuatro síntomas característicos (que no se presentan únicamente en la diabetes) conocidos como las cuatro “P”:

- Poliuria: aumento en la frecuencia de orinar.

- Polidipsia: sed constante, relacionada con la poliuria ya que se pierde líquido por la orina.

- Polifagia: aumento del apetito con aumento en la ingesta de alimentos para reponer la glucosa que se pierde por la orina.

- Pérdida de peso: por pérdida de las calorías de la glucosa que no se puede aprovechar por los tejidos.

¿Puedo prevenir la diabetes?

La diabetes tipo I se puede tratar con medicamentos y controles de por vida. No se puede prevenir.

La diabetes tipo II que está más fuertemente vinculada a nuestro estilo de vida, se presenta asociada a sobrepeso e inactividad física, por lo que la recomendación es mejorar la dieta y aumentar el ejercicio, para que puedas disminuir el riesgo de presentarla.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

EPOC, ¿QUÉ ES Y CÓMO PREVENIRLO?

VER MÁS

TERAPIA OCUPACIONAL, ¿CUÁNDO ACUDIR A CONSULTA?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

VIDEOS DESTACADOS

EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN

SMOOTHIE DE FRUTOS ROJOS

0 votesEl ser humano necesita fuentes de energía que provienen de los alimentos, especialmente aquellos que contienen carbohidratos como el azúcar. Cuando éramos cazadores la mayor parte de la energía se utilizaba, sin dejar una cantidad importante para depositarse como tejido graso. Ahora, al tener una vida más sedentaria, urbana, con facilidades tecnológicas al alcance […]

Calificacion.
 
Summary