USTED ESTÁ:

NUTRICIóN

DESAYUNOS NUTRITIVOS Y SABROSOS PARA LOS CHICOS

COMPARTIR

DESAYUNOS NUTRITIVOS Y SABROSOS PARA LOS CHICOS

18 marzo 2014

Para todas las personas, pero especialmente para los niños, el desayuno es la comida más importante del día y en ello coinciden médicos y nutricionistas. La cuestión es que durante la noche, al dormir el organismo no sólo termina de consumir los compuestos energéticos (especialmente la glucosa) que recibió con la última comida del día, sino que comienza a utilizar aquellos almacenados en el hígado.

Es por eso que justo antes de despertar y durante las primeras horas de la mañana el cuerpo produce varias hormonas que estimulan el apetito y los procesos digestivos, esto último con el propósito de asimilar mejor los elementos nutritivos de los alimentos, ya que necesita una buena cantidad de calorías y otros nutrientes para asegurar un óptimo rendimiento físico y mental durante el día.

Ahora bien, los niños queman más calorías y consumen más nutrientes que los adultos, porque como están en pleno crecimiento y desarrollo de todos sus órganos y sistemas, necesitan más proteínas, carbohidratos, grasas, minerales y micronutrientes, especialmente entre los 2 y 5 años de vida, porque durante esta etapa tiene lugar el máximo desarrollo cerebral.

Un desayuno nutritivo y balanceado, es decir que incluya los grupos principales de alimentos: formadores (como las proteínas de origen animal o vegetal), energéticos (aquellos que brindan energía para el funcionamiento del cuerpo, como los azúcares, las harinas y las grasas) y reguladores o protectores (que aportan vitaminas, minerales y fibra vegetal) brinda a los niños todos los nutrientes que necesitan para su adecuado crecimiento y desarrollo.

Una forma sencilla de organizar las porciones de los distintos alimentos, para que el desayuno de los niños sea balanceado, consiste en imaginarse un plato y dividirlo en 4 partes: 2 de ellas deben corresponder a alimentos energéticos (es decir harinas, azúcares y grasas. como pan, tostadas, galletas, margarina o mantequilla, mermelada, etcétera), una a los formadores (huevos, leche, quesos, carnes en general, granos, etc), y una a los alimentos protectores (frutas y verduras).

Así, un buen desayuno para los chicos puede ser:

- Un tazón de cereal en hojuelas, con trozos de frutas, uvas pasas, maní y otros nueces, leche entera, 2 cucharadas de crema de leche y endulzado con miel.

- Una salchicha.

- Un vaso de jugo de frutas (sin azúcar).

O bien:

- Una taza de chocolate preparado con leche entera o un vaso de yogur natural de frutas.

- Un huevo (ya sea frito, revuelto, tibio o cocido).

- Una porción de queso (doble crema, quesillo, queso pera).

- Una tajada de jamón o una salchicha (de cerdo, de pollo o de pavo).

- Pan o galletas.Un vaso de jugo de frutas (sin azúcar).

Las frutas contienen una cantidad más que suficiente de azúcares de rápida asimilación, de modo que no es necesario endulzar los jugos y es preferible hacerlos en casa porque los néctares y otros jugos procesados contienen excesivas cantidades de azúcar.

Debido al gran valor nutricional del desayuno, es muy importante que los niños no se salten esta comida.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

INCLUYE CLOROFILA EN TU ALIMENTACIÓN DIARIA

VER MÁS

ALTERNATIVAS SALUDABLES PARA LOS ANTOJOS DE LA NAVIDAD

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesPara todas las personas, pero especialmente para los niños, el desayuno es la comida más importante del día y en ello coinciden médicos y nutricionistas. La cuestión es que durante la noche, al dormir el organismo no sólo termina de consumir los compuestos energéticos (especialmente la glucosa) que recibió con la última comida del […]

Calificacion.
 
Summary