USTED ESTÁ:

SALUD

COMPARTIR

DEPRESIÓN: DETÉCTALA, TRÁTALA Y SUPÉRALA

6 enero 2016

Todas las personas, en ciertos momentos difíciles o dolorosos de la vida experimentan melancolía, tristeza, infelicidad, falta de ánimo y abatimiento, es decir se sienten deprimidas y luego de un tiempo variable estos sentimientos se van haciendo cada vez menos intensos hasta que terminan por desaparecer completamente.

Estar deprimidos en ocasiones no constituye ninguna problema de salud, mientras que la depresión es una enfermedad que hace parte de un grupo de alteraciones del estado de ánimo conocidas en medicina como trastornos depresivos.

En la actualidad, la depresión es un problema de salud bastante frecuente, pues se estima que afecta a 4 de cada 10 personas adultas en algún momento de la vida. Según la Organización Mundial de la Salud, cada año en todo el mundo más de 100 millones de personas sufren episodios depresivos graves, es decir que duran más de dos semanas, pero apenas 1 de 4 personas con depresión reciben tratamiento.

Ello obedece a varios factores, pero uno de los más significativos es que muchas de las personas afectadas no buscan ayuda porque piensan que pueden superar el problema por si solas.

La cuestión es que a diferencia del hecho de sentirse deprimidos, que por lo general es transitorio, la depresión tiende a persistir e incluso, con el paso de las semanas se hace más profunda y no sólo llega a interferir con las actividades sociales, el estudio o el trabajo, sino que las personas afectadas comienzan a tener ideas suicidas y 1 de cada 200 se suicida.

Por otra parte, como la depresión es una enfermedad, debida a alteraciones en ciertas sustancias (neurotransmisores) del cerebro, requiere de tratamiento médico y psicológico.



Aunque existen varios tipos de depresión, todos ellos comparten ciertos rasgos comunes.

Una de las características distintivas de la depresión, es que a menudo el estado de ánimo triste ocurre sin que exista una causa desencadenante (por ejemplo la muerte de un ser querido, problemas en la relación de pareja o la pérdida del trabajo).

Otras manifestaciones indicativas de la depresión son:

Tristeza y melancolía que persisten por más de 2 semanas y se acentúan con el paso de los días.
Cansancio y falta de energía.
Llanto frecuente y sin causa aparente.
Disminución del apetito.
Dificultad para concentrarse.
Insomnio la mayoría de las noches de la semana o somnolencia durante el día.
Incapacidad para sentir gusto o placer con actividades que antes eran placenteras.
Disminución progresiva del interés por lo que sucede alrededor.
Sentimientos de inutilidad personal, desesperanza, angustia y abandono.
Retraimiento y aislamiento social.
Baja autoestima.
Ideas suicidas.
Como la depresión puede tener graves consecuencias, nunca debe tomarse a la ligera, es muy importante hablar con los amigos o familiares acerca de lo que está pasando y los sentimientos e ideas que se tienen y como no se trata de un estado de ánimo temporal sino de una enfermedad hay que buscar ayuda profesional, ya sea acudiendo a un médico o a un psicólogo de confianza.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

EPOC, ¿QUÉ ES Y CÓMO PREVENIRLO?

VER MÁS

TERAPIA OCUPACIONAL, ¿CUÁNDO ACUDIR A CONSULTA?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

VIDEOS DESTACADOS

EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN

SMOOTHIE DE FRUTOS ROJOS

0 votesTodas las personas, en ciertos momentos difíciles o dolorosos de la vida experimentan melancolía, tristeza, infelicidad, falta de ánimo y abatimiento, es decir se sienten deprimidas y luego de un tiempo variable estos sentimientos se van haciendo cada vez menos intensos hasta que terminan por desaparecer completamente. Estar deprimidos en ocasiones no constituye ninguna […]

Calificacion.
 
Summary