USTED ESTÁ:

BIENESTAR

COMPARTIR

CONSEJOS PARA UNA PIEL HERMOSA DESPUÉS DE VACACIONES

7 enero 2016

Las vacaciones son para muchas personas sinónimo de playa, sol, descanso y actividades al aire libre. Pero exponerse al sol durante varias horas al día, sin la protección adecuada puede ocasionar varios problemas y enfermedades de la piel.

Los rayos solares tienen radiaciones ultravioleta (rayos UVA y UVB) que penetran la piel, con efectos nocivos a corto y largo plazo. Entre los primeros, el más común consiste en las quemaduras solares, mientras que los segundos incluyen: envejecimiento prematuro (denominado foto-envejecimiento), aparición de manchas o de zonas de piel engrosada, enrojecida y reseca (queratosis solar o actínica) y predisposición a ciertos cánceres de la piel.

Por eso, es importante cuidar la piel del rostro y el cuerpo, no sólo al exponerse al sol para adquirir un bronceado envidiable, sino después de hacerlo y al regresar de las vacaciones.

Aunque la piel bronceada luce hermosa, la verdad es que las radiaciones de la luz del sol han ocasionado varios efectos negativos.

Por una parte, disminuyen el contenido de agua y de ciertos lípidos (grasas) esenciales para mantener la elasticidad, la suavidad y la humectación (capacidad para retener agua) de la piel, como son ceramidas, esfingosina, colesterol y factores hidratantes naturales, a la vez que aceleran la pérdida natural de colágeno y elastina.

El resultado es que la piel luce seca (deshidratada), pierde su elasticidad y firmeza, y se acentúa la formación de arrugas.

Ahora bien, para evitar estos cambios y restaurar las condiciones óptimas de la piel es conveniente adquirir algunas rutinas de cuidado, como son:

Aplicarse diariamente en el rostro, por la mañana y por la noche, mediante un masaje suave, una crema humectante enriquecida con colágeno, elastina y ceramidas o enzima Q10 (porque esta enzima estimula la producción de factores hidratantes naturales). Preferiblemente, estas cremas deben ser de pH neutro o ligeramente ácido.

Utilizar una loción limpiadora de pH neutro y sin alcohol en la noche, para retirar todas las impurezas acumuladas durante el día; también pueden emplearse jabones de tocador siempre y cuando sean neutros, pues los jabones comunes no son adecuados ya que tienen un pH alcalino y pueden causar irritación, a la vez que aumentan la pérdida de agua y dañan el manto ácido protector que recubre la piel.

Aplicarse diariamente en el rostro y el dorso de las manos (porque son las áreas más expuestas al sol) un bloqueador solar (con factor de protección 20 o superior).

Después del baño, aplicarse en todo el cuerpo una crema hidratante corporal; la mayoría contienen colágeno y elastina, que ayudan a conservar la firmeza de la piel y también disminuyen la celulitis.

Una medida esencial para mantener la piel hidratada y tersa es tomar una buena cantidad de agua todos los días, es decir, 6 a 8 vasos y comer una buena cantidad de frutas y verduras, especialmente de aquellas ricas en antioxidantes y vitamina C (como naranja, mandarinas, piña, moras, guayaba, brócoli, lechuga y, en general, los vegetales verdes).

Por último, es importante no utilizar cámaras bronceadoras o hacerlo máximo 2 veces al año.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

CUIDA TUS OJOS CON LA REGLA 20-20-20

VER MÁS

LO QUE DEBES SABER PARA PREVENIR LA PICADURA POR MOSQUITOS

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesLas vacaciones son para muchas personas sinónimo de playa, sol, descanso y actividades al aire libre. Pero exponerse al sol durante varias horas al día, sin la protección adecuada puede ocasionar varios problemas y enfermedades de la piel. Los rayos solares tienen radiaciones ultravioleta (rayos UVA y UVB) que penetran la piel, con efectos […]

Calificacion.
 
Summary