USTED ESTÁ:

BIENESTAR

BLANQUEAMIENTO DENTAL: UNA SONRISA CAUTIVADORA

COMPARTIR

BLANQUEAMIENTO DENTAL: UNA SONRISA CAUTIVADORA

11 junio 2014

Una bella sonrisa es uno de los rasgos físicos más agradables y llamativos de cualquier persona y por eso muchos acuden al blanqueamiento de los dientes, ya sea hecho por un odontólogo o bien recurren a diversos productos o kits blanqueadores (esmaltes, tirillas, geles, etc.) que se consiguen en los supermercados y las droguerías.

Sin embargo, el blanqueamiento de los dientes no es un proceso inocuo y tiene algunos riesgos. Por otra parte, no es igual de exitoso en todas las personas y no siempre es posible lograr unos dientes uniformemente blancos y brillantes, ya que la coloración final obtenida depende en gran medida de las características de los dientes y del tipo de manchas o coloración que presenten, entre otros factores.

Además, cuando algunas personas se realizan un blanqueamiento muy intenso o recurren repetidamente a este procedimiento terminan con dientes tan blancos que no parecen naturales.

La primera regla de un blanqueamiento satisfactorio es que el color de los dientes esté acorde con el todo de la piel (una guía sencilla es que debe parecerse a la coloración que tiene la parte “blanca” de los ojos).

Además, también hay que tener en cuenta el tono original de los dientes y el tipo de manchas que estos tengan. Así, los dientes con un tono amarillento parejo responden mejor al procedimiento; los dientes desvitalizados (por un tratamiento de conductos), de coloración amarillo-marrón o con manchas muy notorias no cambian drásticamente luego del blanqueamiento y apenas si aclara unos pocos tonos, en el mejor de los casos.

No es aconsejable el blanqueamiento en las personas con enfermedades de las encías, dientes muy sensibles (hipersensibilidad dental severa) o con desgaste del esmalte, así como en aquellas que tienen calzas de resinas o restauraciones en los dientes frontales, porque el blanqueamiento no cambia el color de los materiales con que están hechos y estos destacan más sobre los dientes blanqueados.

Tipos de blanqueamiento

En la técnica ambulatoria supervisada por el odontólogo, se utiliza únicamente el gel blanqueador, aplicándolo varios días seguidos, por espacio de una o dos horas cada vez, durante 2 a 4 semanas y requiere del uso de un férula (molde) transparente de los dientes, hecha para cada persona.

El blanqueamiento activado por luz también se lleva a cabo en el consultorio del odontólogo ya que se utiliza una luz especial (LED o ultravioleta) o un láser cuyo propósito es activar y potenciar el efecto del blanqueador.

Ambas técnicas son igualmente efectivas, pero mientras que en la primera los dientes se aclaran de manera más lenta y progresiva, con la segunda se observan resultados casi de inmediato después de una sola sesión, aunque el color definitivo sólo se nota luego de 4 a 6 días.

Aunque el láser brinda un blanqueamiento más rápido y notable que los otros tipos de luz, algunos estudios han mostrado que el láser de argón, sobre todo si se utiliza con mucha frecuencia, puede dañar el esmalte de los dientes.

¿Qué tan buenos son los kits para el blanqueamiento casero?

El problema es que el blanqueamiento no se hace bajo supervisión profesional y las instrucciones no siempre son las más apropiadas. Además, algunos de estos productos utilizan concentraciones demasiado altas de los blanqueadores (mayores del 6% y algunos hasta de 35%), lo que puede ocasionar problemas de las encías (quemaduras, irritación, inflamación), desgaste excesivo del esmalte o hipersensibilidad (temporal o permanente) de los dientes.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

CONSEJOS PARA RENOVARTE EMOCIONALMENTE

VER MÁS

3 ACCIONES PARA TERMINAR BIEN EL AÑO

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesUna bella sonrisa es uno de los rasgos físicos más agradables y llamativos de cualquier persona y por eso muchos acuden al blanqueamiento de los dientes, ya sea hecho por un odontólogo o bien recurren a diversos productos o kits blanqueadores (esmaltes, tirillas, geles, etc.) que se consiguen en los supermercados y las droguerías. […]

Calificacion.
 
Summary