USTED ESTÁ:

SALUD

COMPARTIR

ANDROPAUSIA: UNA CONDICIÓN QUE A MENUDO ES PASADA POR ALTO

6 enero 2016

En los hombres, con el paso de los años ocurre una disminución progresiva de la actividad de los testículos, lo que se traduce en una menor producción de testosterona y otros andrógenos (hormonas masculinas). Este cambio hormonal, denominado andropausia o deficiencia androgénica relacionada con la edad, comienza alrededor de los 40 años, hace parte del proceso normal de envejecer y se acentúa a partir de los 60 años.

A diferencia de la menopausia, la andropausia ocurre de manera mucho más lenta y es bastante más sutil, pues la declinación hormonal no sucede de manera brusca sino que es lentamente progresiva, de modo que pasan varios años (dos o más décadas) hasta que se hace evidente la deficiencia de hormonas masculinas.

Así, mientras que entre los hombres de 50 a 59 años alrededor de 10% tienen un déficit significativo de testosterona, este afecta a 35% de los hombres de 60 a 69 años y a 65% de los mayores de 70.

Por otra parte, la declinación hormonal en el varón no lleva a la pérdida completa de la fertilidad, como ocurre en las mujeres, sino a una reducción de esta, ya que sus efectos sobre los espermatozoides consisten en la disminución del número y la movilidad de los mismos; de hecho, en los hombres los testículos continúan produciendo espermatozoides hasta una edad muy avanzada (80 años o más), incluso si la cantidad de testosterona que circula en la sangre es muy baja, porque las células que forman los espermatozoides son muy sensibles a dicha hormona.

¿Cómo se manifiesta la andropausia?

La testosterona y los andrógenos cumplen numerosas funciones en el organismo y por eso a medida que disminuyen, ocurren cambios más o menos significativos en muchos órganos del cuerpo, entre ellos los músculos, los huesos, el cerebro, el tejido adiposo, los vasos sanguíneos y el corazón, los cuales también se evidencian de manera lenta y paulatina.

Las principales manifestaciones (síntomas) son:

- Irritabilidad y cambios del estado de ánimo.

- Dificultad para concentrarse.

- Depresión.

- Trastornos del sueño (insomnio o somnolencia).

- Disminución del interés sexual (libido).

- Dificultades para lograr y mantener la erección (disfunción eréctil).

- Reducción de la masa y la fuerza musculares.

- Aumento de la acumulación de grasa en el abdomen y dentro de la cavidad abdominal (alrededor de las vísceras).

- Pérdida del cabello y del vello corporal.

- Reducción del contenido de calcio y otros minerales en los huesos.

Como no en todos los varones la disminución de la testosterona es de igual magnitud y en algunos ocurre de manera más acentuada que en otros, la intensidad de los síntomas andropáusicos es variable, de modo que en algunos hombres no ocasionan mayores problemas, pero en otros llegan a ser tan significativos que deterioran su bienestar y calidad de vida.

Además, los cambios hormonales de la andropausia aumentan la probabilidad de sufrir varios problemas de salud, algunos de ellos graves, tales como hipertensión arterial, osteoporosis y enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos.

Aunque la andropausia no es una enfermedad, puede ser necesaria la sustitución (reemplazo) hormonal con testosterona u otros tratamientos para aliviar los síntomas. Sin embargo, no todos los hombres pueden recibir hormonas masculinas y en algunos están completamente contraindicadas, como por ejemplo en quienes tienen enfermedades de la próstata (hiperplasia prostática o cáncer).

Por eso es conveniente que los hombres, sobre todo a partir de los 50 años acudan al médico, tanto para una evaluación cuidadosa de su estado de salud, como para establecer si están pasando por la andropausia y esta requiere algún tipo de tratamiento.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

TECNOLOGÍAS PARA HACER EJERCICIO

VER MÁS

GUÍA DE HÁBITOS SALUDABLES PARA EL NUEVO AÑO

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesEn los hombres, con el paso de los años ocurre una disminución progresiva de la actividad de los testículos, lo que se traduce en una menor producción de testosterona y otros andrógenos (hormonas masculinas). Este cambio hormonal, denominado andropausia o deficiencia androgénica relacionada con la edad, comienza alrededor de los 40 años, hace parte […]

Calificacion.
 
Summary