USTED ESTÁ:

NUTRICIóN

COMPARTIR

ALIMENTACIÓN PARA LAS PERSONAS DE TIPO DE SANGRE A

2 julio 2014

La alimentación, de acuerdo con el grupo sanguíneo, fue establecida hace más de 30 años por dos nutriólogos estadounidenses, los doctores D’Adamo, quienes plantearon que el sistema inmune (de defensa) del organismo y las células de la sangre conservan una “memoria de la alimentación ancestral”.

Según esta teoría, el grupo sanguíneo A surgió prácticamente al mismo tiempo que las comunidades primitivas abandonaron la vida nómada y desarrollaron la agricultura.

En consecuencia, quienes tienen este grupo de sangre, presentan un sistema digestivo particularmente adaptado para procesar los nutrientes presentes en los vegetales y asimilan menos (o con dificultad) los de origen animal. Además, tienen una tolerancia limitada a las harinas y los azúcares procesados, así como los alimentos conservados y, en general a las comidas muy cocidas.

De otra parte, su constitución física se caracteriza por un sistema inmune frágil (ya que los vegetales contienen muy pocos elementos agresores para el organismo y por lo tanto son poco estimulantes de las defensas), baja capacidad de adaptación a la actividad física intensa y un metabolismo acelerado, porque su glándula tiroides es muy eficiente, de tal manera que queman calorías con facilidad (sobre todo en forma de calor); esto último hace que sean poco tolerantes a las altas temperaturas y necesiten consumir grandes cantidades de agua cada día.

En consecuencia, para estas personas la alimentación más saludable es la de tipo vegetariano o bien aquella con un alto contenido de cereales, legumbres, granos (lentejas, arveja, fríjol, garbanzo), frutas y verduras frescas, moderadas cantidades de carnes blancas (aves, mariscos y pescados) y mínimas de huevos, carnes rojas y leches de origen animal (o sus derivados como queso, mantequilla, yogur o kumis).

Así mismo es conveniente que eliminen de la dieta las harinas procesadas, en particular la de trigo, porque debido a su sistema inmune vulnerable tienden a sufrir de alergias en general y especialmente de alergia al gluten.

También es aconsejable que eviten el azúcar refinado (azúcar blanco) y solo consuman los azúcares naturalmente presentes en los alimentos (como la fructosa de las frutas) o preferir la miel para endulzar las comidas.

A las personas del grupo A los embutidos, los derivados lácteos (sobre todo los quesos madurados), las carnes o pescados en salazón, las grasas animales (manteca) las comidas procesadas y precocidas, a menudo les ocasionan problemas digestivos y las hacen subir de peso.

En cuanto a las actividades físicas las más apropiadas para quienes tienen este grupo sanguíneo son aquellas relajantes como el yoga, las caminatas, la natación y montar en bicicleta, teniendo en cuenta que deben evitar el desgaste físico excesivo y ejercitarse con moderación.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

ALTERNATIVAS SALUDABLES PARA LOS ANTOJOS DE LA NAVIDAD

VER MÁS

¿QUÉ ELEGIR, ALIMENTOS ORGÁNICOS O TRADICIONALES?

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesLa alimentación, de acuerdo con el grupo sanguíneo, fue establecida hace más de 30 años por dos nutriólogos estadounidenses, los doctores D’Adamo, quienes plantearon que el sistema inmune (de defensa) del organismo y las células de la sangre conservan una “memoria de la alimentación ancestral”. Según esta teoría, el grupo sanguíneo A surgió prácticamente […]

Calificacion.
 
Summary