USTED ESTÁ:

NUTRICIóN

alimentacion durante el embarazo

COMPARTIR

IMPORTANCIA DE UNA BUENA ALIMENTACIÓN DURANTE EL EMBARAZO

27 junio 2013

Durante todo el embarazo, una alimentación balanceada, completa y suficiente, es muy importante para el bienestar de la madre y del bebé en desarrollo. Al respecto, los médicos y nutricionistas recomiendan incluir en la alimentación cotidiana todos los grupos de alimentos, es decir, carnes (de res, pollo o pescado), frutas, vegetales, cereales, harinas, granos y leche y sus derivados en cantidades suficientes para asegurar la nutrición adecuada de la madre y suplir todos los requerimientos que exige el desarrollo y crecimiento del bebé dentro del útero.

Es usual que en el primer trimestre algunas mujeres embarazadas presenten disminución del apetito, entre otras causas debido a las náuseas provocadas por ciertas hormonas producidas en mayores cantidades durante esta etapa de la gestación y partir del cuarto mes, la mayoría experimenta, junto a los famosos antojos por cierto tipo de alimentos (diferente para cada mujer), un aumento del apetito que, en ocasiones puede hacer que coman demasiado y suban excesivamente de peso, lo que favorece la aparición de diversos problemas de salud, a corto y largo plazo, en particular la denominada diabetes gestacional.

Por eso, en lugar de comer por dos, es más apropiado comer sanamente y no aumentar el tamaño de las porciones de alimentos en las comidas. En general, una mujer sana aumenta entre 12 y 15 kilos durante el embarazo, es decir alrededor de 1,5 kilos por mes y suele perder buena parte de estos kilos ganados después del parto durante la etapa de lactancia. Dicho aumento de peso no es constante, sino que presenta variaciones: así, es más discreto durante el primer trimestre, cuando en promedio se ganan entre 1,5 y 2 kilos; es moderado durante el segundo trimestre y es más notable durante el tercero en el cual la mayoría de mujeres aumentan, en promedio, uno a dos kilos por mes, ya que durante esta última etapa del embarazo ocurre el mayor crecimiento del bebé.

El bebé en crecimiento y desarrollo necesita que el organismo de la madre le asegure un buen suministro de proteínas (de origen animal y vegetal), calorías (grasas y carbohidratos), minerales (en especial: hierro, fósforo, yodo, calcio y magnesio) y vitaminas; de estas últimas, las más importantes son el ácido fólico y las vitaminas A,B, C, D y E. El ácido fólico (también denominado vitamina B6) es esencial para la formación del cerebro, la médula espinal, los huesos de la cara y la columna vertebral del bebé y evita las malformaciones de estas estructuras; aunque los vegetales verdes, los granos y las frutas contienen buenas cantidades de esta vitamina, es preciso que las futuras madres, especialmente durante los primeros tres meses del embarazo, reciben un suplemento adicional de ácido fólico.

De igual modo, como el organismo del bebé en crecimiento requiere grandes cantidades de hierro y yodo, usualmente superiores a las que pueden captarse a partir de los alimentos en una dieta balanceada, se recomienda que las mujeres embarazadas consuman suplementos vitamínicos con estos y otros minerales (como zinc y selenio).

Teniendo en cuenta que el embarazo implica una serie de necesidades nutricionales particulares, vale la pena que toda mujer embarazada o que tenga planeado embarazarse acuda a su médico de confianza o a un nutricionista, para recibir orientación y asesoría acerca de la alimentación durante esta etapa.

COMPARTIR

CONTENIDO RELACIONADO

INCLUYE CLOROFILA EN TU ALIMENTACIÓN DIARIA

VER MÁS

ALTERNATIVAS SALUDABLES PARA LOS ANTOJOS DE LA NAVIDAD

VER MÁS

COMENTARIOS FACEBOOK

Deja un comentario

0 votesDurante todo el embarazo, una alimentación balanceada, completa y suficiente, es muy importante para el bienestar de la madre y del bebé en desarrollo. Al respecto, los médicos y nutricionistas recomiendan incluir en la alimentación cotidiana todos los grupos de alimentos, es decir, carnes (de res, pollo o pescado), frutas, vegetales, cereales, harinas, granos […]

Calificacion.
 
Summary